martes, 14 de septiembre de 2010

Las instituciones y las energías renovables

Vientos desde EEUU: cómo los inversores americanos están respondiendo a las nuevas inversiones en renovables. La tendencia hacia la inversión en renovables está aumentando, a través de fondos especializados. La importancia de este punto es esencial en cuanto que permiten diversificar posiciones en renovables con distintas tecnologías pero además lo hacen con un instrumento eficiente desde un punto de vista impositivo, ya que los fondos de capital riesgo, por ejemplo, no pagan impuestos en USA.
El punto crucial será el momento en que se pueda aprobar los pagos por gastos de emisión de CO2. En ese momento, por lo que parece los inversores institucionales americanos se lanzarán en tromba. Lo realmente interesante es que los fondos americanos no son promotores de proyectos, sino que participan en proyectos que otros lo promueven. Por ello, cualquier desarrollo de estos fondos acabarán siendo una fuente de inversores de segundo periodo en los proyectos, es decir, podrían entrar en el capital de las sociedades que realicen proyectos de renovables en un segundo estadio, cuando ésta ya esté desarrollada y en funcionamiento, dando liquidez a los inversores pioneros en este tipo de proyectos y a la larga, en el caso que la marcha sea rentable, generando plusvalías para los "business angels", como dicen los americanos, es decir, para los inversores que apostaron inicialmente por el proyecto.
¿Están respaldando los inversores institucionales a las energías renovables?
martes, 14 de septiembre de 2010
csp_today.jpg
La catástrofe del pozo petrolífero Macondo de BP hace algunos meses expuso el creciente nivel de riesgo a la hora de invertir que presenta el petróleo de profundidad y el gas de perforación.

En el despertar de moratorias de perforación de profundidad, los crecientes requisitos reguladores en la industria petrolera y el retroceso de confianza pública en combustibles fósiles, ¿están ahora los inversores institucionales considerando seriamente las energías renovables como una alternativa y una inversión con menor riesgo?

Por Andrew Williams

Mindy Lubber, presidente de la organización inversora sostenible con sede en Boston, Ceres, predijo hace poco que la gran mayoría de las futuras financiaciones para las compañías de energía alternativa provendrían de grandes inversores institucionales, pensiones y fondos de cobertura, y empresas de capital-riesgo, en vez de proceder del gobierno. El reciente movimiento de calSTRS para invertir en Brightsource indica que esta moda anticipada en el sector CSP está convirtiéndose en una realidad.

¿Quién está invirtiendo?

Ahora hay indicios de un incremento de inversión en energía limpia en general, especialmente por parte de inversores socialmente responsables (SRI, por sus siglas en inglés) como Calvert, Pax y Domini. Muchos inversores institucionales importantes pertenecientes a la Red de inversores sobre riesgos climáticos (INCR, por sus siglas en inglés) coordinada por Ceres, también se han comprometido en sus portafolios con las energías limpias de todos los tipos. Un líder en esta consideración es el tesorero de Pennsylvania, Rob McCord, que ha hecho de la "inversión verde" una máxima prioridad. Sin embargo, hay muchos que todavía no distinguen entre los varios tipos de energía solar.

"En general, creo que todos los inversores instituciones están inclinándose hacia el mercado solar", señala Ulrik Dan Weuder, responsable del departamento encargado de la inflación y responsabilidad social en inversiones de ATP Investment."[Sin embargo], no creo que haya muchos inversores institucionales que conozcan la diferencia entre los diferentes tipos de energía solar. Si inviertes a través de un fondo, consigues todos los tipos de proyectos solares", añade.

El papel del Gobierno

Algunos programas gubernamentales, concretamente en los EEUU, están fomentando que se solicite invertir en CSP. Para empezar, los estándares de portafolio renovable (RPS, por sus siglas en inglés) y la demanda de incentivos regionales o estatales para limitar las emisiones de carbono para todos los tipos de energía renovable, incluyendo la CSP. California ha tenido un papel importante en sector de la industria CSP, gracias a un ambicioso RPS (AB32) y a una ley climática y meteorológica adecuada, especialmente en el sur de California.

"La financiación a largo plazo y con bajos intereses por parte de l Programa de ayudas del Departamento del Tesoro y el Programa federal de garantía de créditos del Departamento de energía de los EEUU, de acuerdo con la cuenta de incentivos (La Ley de Recuperación y Reinversión Económica Estadounidense del 2009; ARRA, por sus siglas en inglés), fue eficaz pero necesita trabajar más rápido y extenderse por un período más largo de tiempo", señala Mindy Lubber, de Ceres.

Dos ejemplos de este enfoque son la garantía de crédito de US$1.45 mil millones para la planta CSP de Abengoa en Arizona y la de US$1.37 mil millones para una central CSP de BrightSource en California.

"El gobierno federal debería trabajar también para abrir terrenos federales al desarrollo solar a un paso más acelerado. Un plan nacional para nuevas líneas de transmisión en energía renovable haría estos proyectos mucho más factibles", afirma Lubber.

"Un precio en las emisiones de carbono también desencadenaría substancialmente más capital privado para proyectos de energía renovable en los Estados Unidos", añade.

Igualdad de costes

Entonces, ¿cuáles son las previsiones reales acerca de cuándo se logrará la "igualdad de costes" (el punto en el que la electricidad generada por CSP es igual en costes, o más barata, que la energía de redes)?

Un reciente informe de Ceres, "La instalación del siglo 21: Apuesta por un futuro con bajas emisiones de carbono", reivindica que, en California, la CSP y otras tecnologías solares ya están en situación, o cerca, de la igualdad de red, con la CSP acercándose también en Arizona y Nevada.

"También depende mucho del tipo de CSP usada y de si tiene, o no, capacidad de almacenamiento energético", señala Lubber.

Según Dan Weuder, las predicciones de igualdad de costes dependen exactamente de qué tipos de energía se compararán y en qué países. También depende de si el incremento de externalidades está incluido, o no, como resultado de la energía convencional.

"La cúspide de la producción energética ya es casi competitiva en la actualidad. [Sin embargo], no tengo cifras específicas para la CSP", afirma.

Futura inversión

Es difícil predecir de dónde es probable que provenga la cantidad de inversión en CSP en los próximos años. Esto es, en parte, porque depende mucho de qué dirección tomará la política energética en el futuro.

"Todavía estoy cruzando los dedos para que el Senado estadounidense actúe sobre la legislación climática nacional en el próximo otoño, incluyendo el establecimiento de un límite y la asignación de un precio a las emisiones de carbono", señala Lubber. "Esa es la señal del mercado que necesitan los inversores privados para aumentar las inversiones en energía limpia de manera exponencial, que creará trabajos bien pagados, en este país", añade ella.

"Desearía que los países incluyan las inversiones solares en sus intenciones de dominar la energía para que haya políticas creíbles tras esas inversiones", añade Dan Weuder.

La señal anterior sugiere que muchos inversores institucionales ahora están concediendo una creciente importancia a las inversiones en energía limpia.

Mientras nos acercamos cada vez más hacia el cenit del petróleo, y los gobiernos de todo el mundo vuelven su atención de manera creciente hacia las fuentes alternativas de energía que resultan viables, parece probable que esta tendencia acelerará el paso en los próximos años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.