lunes, 20 de septiembre de 2010

Impresionante planta de Ence en Huelva

Que duda cabe que Ence está poniendo muy, pero que muy de moda la biomasa en nuestro país y por ello somos voraces comunicadores de cualquier noticia relevante de Ence al respecto, como cualquier otra que se pudiera desarrollar en nuestro país, aunque dicho sea de paso, también nos gustaría que alguna se desarrollara en nuestra comunidad. Últimamente nos hemos hecho eco de su estudio con Boston Consulting sobre la importancia estratégica para nuestra nación de cualquier proyecto de generación de electricidad a través de biomasa, de su plan de desarrollo de cultivos energéticos, incluso de la expectativa favorable que ven los analistas en los mercados financieros a su desarrollo. Hoy nos encontramos con una inversión que va a realizar Ence en Huelva de una central de biomasa de nada más y nada menos de 50 MW. La planta debe ser espectacular, porque el tamaño así lo indica y espectacular debe ser, también, la logística de biomasas que debe desarrollar, ya que posiblemente tenga que mover en el entorno de más de 500.000 toneladas de biomasa para tenerla en marcha, cifra que resulta increible. Para que nos hagamos idea supondría el movimiento de más de 10.000 viajes de camión a lo largo del año, lo cual supone unos 35 camiones al día. Estas cifras, la verdad que pone los pelos de punta. Desde estas líneas deseamos que la aventura empresarial tenga un buen rendimiento para Ence y sus accionistas, pero sinceramente la leemos con un poco de escepticismo. O la biomasa está muy pero que muy bien asegurada o puede llegar a ser uno de tantos proyectos que en su día surgieron con ímpetu y luego han quedado durmiendo el sueño de los justos y nos referimos especialmente a los proyectos de biodiesel y de etanol.

"El acceso a la materia prima es uno de los principales problemas para el desarrollo de la biomasa en España", afirma Palacios. Estas palabras dichas por el propio presidente de Ence es donde radica uno de los fundamentos del negocio de la biomasa, pero hay que recordar que otras plantas de la mitad de tamaño hay días que no funciona por la dificultad de abastecimiento, teniendo que traer biomasa de radios de varios cientos de kilómetros, por lo que la cadena de contribución de CO2 es mucho mayor que la que absorbe la propia biomasa. Iremos analizando los principales aspectos de este proyecto.


"La biomasa hace más estable el negocio de Ence"

El directivo de la papelera encara mejores resultados después de un "terrible año" 2009. La empresa pretende que el 50% de sus ingresos en 2015 provenga de la generación de electricidad, un negocio menos cíclico que la celulosa.


Antonio Palacios. Consejero delegado de Ence.. "La biomasa hace más estable el negocio de Ence" -

La brújula ENCE

Noemi Navas - Madrid - 20/09/2010

Ence avanza en el año en curso con mejor cara de la que cerró el año pasado. De momento, según los resultados del segundo semestre de 2010, la empresa ha superado las pérdidas operativas de 77,5 millones de 2009 y ha registrado un Ebitda de 54,5 millones de euros en el segundo trimestre, duplicando lo logrado en los tres primeros meses del año. Y la senda va a seguir ascendiendo, según las estimaciones de la compañía. Para Antonio Palacios, consejero delegado de la papelera, "lo más probable es que el Ebitda para el cierre del año sea superior a multiplicar por dos la suma de los dos primeros trimestres si las condiciones se mantienen".

¿Qué ha ocurrido en el negocio de la celulosa para justificar este repunte?

Nuestro crecimiento va asociado a la recuperación económica global. Después de un año tan duro como 2009, ya se percibe una tensión importante de crecimiento en la demanda de pasta de papel, tanto procedente de nuestros mercados tradicionales como desde los mercados emergentes como China. Además, durante la crisis se ha perdido más de un 8% de la capacidad de producción mundial de pasta, agravado por circunstancias excepcionales como el terremoto de Chile, que dejó parada la fabricación en uno de los mayores países productores. El precio por tonelada de celulosa en dólares se ha más que doblado en el año. En parte, estos precios altos son coyunturales, pero, descontando correcciones del mercado, la tendencia es que se mantengan en la parte alta.

¿Por qué?

Porque instalar plantas de celulosa exige un periodo de maduración largo, hasta cinco años para plantas grandes y, ahora mismo, no hay anuncios de construcción. Existe mucha precaución sobre el negocio y los mercados de capitales están muy cerrados cuando inversiones necesarias son grandísimas. Por poner un ejemplo, para una planta de 1,1 millones de toneladas, que son del rango que se hacen ahora, estaríamos hablando de 1.300-1.400 millones de dólares. Se requiere una fuerte potencia financiera más la inversión forestal que se necesita para dar garantía de servicio.

Este periodo de precios altos será la base de nuestra transformación. Este ciclo alcista nos va a permitir generar recursos para mantener producción con alta capacidad de eficiencia, realizar todas las mejoras y trabajar en el resto de nuestros objetivos: de crecimiento en biomasa, disciplina financiera y una política regular de retribución al accionista a través de dividendos.

La empresa presentó en marzo un plan de negocio que supone que la generación de electricidad con biomasa alcance una aportación a los resultados del 50% en 2015, frente al 30% actual. Invertirán 525 millones en construir 10 plantas de biomasa. ¿Por qué esta apuesta por la energía?

Es consecuencia de aprovechar al máximo las capacidades que tiene Ence. Ence es un productor de celulosa basado en la gestión forestal del bosque. Eso da una capacidad enorme de producción de más bienes a partir de la madera. Y uno de esos productos es generación de energía a través de la biomasa. Teniendo en cuenta la evolución de la normativa regulatoria de las energías renovables, y nuestras características como productores únicos de energía con biomasa, creemos que se nos genera una oportunidad excelente. Ésa es la base. A partir de un conocimiento profundo de la gestión del bosque, hay que utilizar esas sinergias de tal forma que acabemos combinando un negocio muy rentable pero cíclico, como es la celulosa, con un negocio más estable, visible y regulado como es la producción de energía.

¿Cómo van a ejecutar este plan?

A partir de un balance financiero sólido. Ese ha sido el objetivo de todo lo que hemos venido ejecutando en 2009: la venta de los activos de Uruguay, la reducción del capital circulante y una ampliación de capital de 130 millones para tener una posición financiera sólida. Nos hemos puesto un objetivo exigente de disciplina financiera, de tener un múltiplo de deuda sobre Ebitda en torno a 1,5-2,5 veces. El buen momento del mercado de la celulosa nos va a permitir generar recursos financieros importantes y soportar el crecimiento en biomasa con financiación vía proyecto.

Pontevedra: "Es posible una solución razonable"

La planta de celulosa de Pontevedra de la compañía lleva años en medio de un agrio debate político y social en Galicia por dudas sobre la contaminación de la planta. Palacios descarta entrar en el debate político.

¿Qué opinión le merece el debate sobre el mantenimiento o no de la planta de Pontevedra?

En mi opinión, para situar el debate donde debe estar, hay que tener en cuenta dos cosas. Nuestra planta cumple con todos los estándares medioambientales y es una planta de referencia. Tenemos muchos estudios que avalan este argumento. Nos iremos por el motivo que sea, pero no porque seamos agresivos con el medio ambiente. No bajo ese punto de vista. Además, somos un enorme motor de generación de empleo en la zona. Hemos creado 5300 empleados en Galicia, directos, indirectos y en el entorno del bosque. Pagamos unos 900 millones a propietarios de eucaliptos en zonas rurales. Estos factores a considerar son los que estamos tratando de trasladar al debate sociopolítico para que se tenga en cuenta.

¿Será posible encontrar una solución?

2018 es la fecha tope para que nos vayamos. De aquí a ese momento, estamos seguros de que habrá posibilidades de encontrar acuerdos que respondan a las demandas sociales y políticas de la región, pero también para los intereses de nuestros trabajadores de toda la cadena de producción y de nuestros inversores y accionistas. Acabaremos encontrando una solución adecuada a todos los intereses.

¿Perjudica este debate y esta inseguridad a la hora de destinar inversiones a la planta, como han logrado las de Navia y Huelva?

No se ha ampliado la capacidad en Pontevedra pero hacemos inversiones continuas. En Navia hemos hecho una importante apuesta interregional en la cornisa cantábrica y nos encantaría duplicar esa actividad en la cornisa atlántica, con acuerdos con varias comunidades. Esta oportunidad la está considerando la Administración. A nadie le va a interesar perder la demanda del bosque que hacemos nosotros.

Visto bueno de Industria para Huelva

Ence ya ha conseguido que el Ministerio de Industria inscriba en su registro de preasignación de retribución, imprescindible para cobrar la prima, la instalación de biomasa de 50 megavatios (MW) construida en su planta de Huelva. "La obtención de este trámite supone la confirmación definitiva por parte de la Administración Central de este proyecto, con una inversión prevista superior a los 100 millones de euros", afirman desde la empresa. Fuentes cercanas a la compañía avanzaron que la cantidad necesaria se acerca a los 130 millones de euros y que esta inscripción será muy relevante a la hora de cerrar la financiación del proyecto, que esperan que esté acabada a finales de mes.

Ence ha preseleccionado a tres empresas, Técnicas Reunidas, OHL y Acciona-Idom, para la construcción de la planta en un tipo de contrato de ingeniería llave en mano "que facilitará la reducción de plazos y la puesta en marcha de la nueva instalación", señalan en Ence. La instalación energética permitirá aumentar su capacidad de producción de electricidad a partir de biomasa, que actualmente cuenta con una potencia instalada de 230 MW. Este proyecto se enmarca dentro de su plan energético, que prevé la promoción de plantas de biomasa en España para llegar a tener 440 MW de capacidad instalada en 2015.

La empresa trabaja en el desarrollo de plantaciones de cultivos energéticos, para garantizar en mayor medida el suministro de las plantas. "El acceso a la materia prima es uno de los principales problemas para el desarrollo de la biomasa en España", afirma Palacios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.