sábado, 13 de noviembre de 2010

Conclusiones de ASERMA

Posición de ASERMA ante el actual debate sobre los incentivos a la biomasa para producir electricidad


Por Sheila Rodríguez, Secretaria General ASERMA

Sheila RodriguezLa Asociación Española de Gestores de Biomasas de Madera Recuperadas, ASERMA, lleva trabajando once años para la utilización de la biomasa de madera recuperada.


ASERMA participa en diversos foros de madera y biomasa para:


incentivar y desarrollar todos los usos de este recurso renovable.

• defender el uso con el fin de movilizar toneladas.

• evitar su abandono en vertedero o en montes.

• buscar un equilibrio entre volumen de suministro y demanda

• optimizar la calidad y procesos

• obtener viabilidad económica, social y medioambiental.


La revisión del RD 436/2004 mediante el RD 661/2007 de metodología para la actualización y sistematización del régimen jurídico y económico de la actividad de producción de energía eléctrica en régimen especial, amplió las diferencias entre distintas primas en función del tipo de biomasa y la categoría del material recuperado sufrió una disminución de incentivos respecto al RD anterior.


ASERMA entiende que las biomasas de madera como materia prima renovable que fija CO2, que tiene un poder calorífico susceptible de ser convertido en energía y que se mantiene a lo largo de sus procesos de transformación desde el monte hasta el mueble u otras aplicaciones, deben tener un incentivo único, igual como ocurre a nivel europeo, con independencia del momento en que se produzca su salida de la cadena de valor en el sector de la biomasa de madera al termoeléctrico, y en nuestra opinión en su variación esta el origen de la actual controversia.


Tradicionalmente la madera ha tenido un uso térmico y como materia prima consumida por el sector de fabricación de tablero. Además están algunos porcentajes de biomasa de madera recuperada que son utilizados en compostaje y camas de ganado.


Actualmente el destino de biomasa de madera recuperada para el sector tablero representa el 60% tanto como materia prima como para consumo en caldera, hace 5 años este porcentaje era del 90%. Esta caída no se debe al consumo energético o térmico, sino a la propia demanda que el sector tiene de material. En España existía una gran dependencia de la construcción y está cayó lo que arrastró al sector del mueble y a las industrias suministradoras del mismo.


Los asociados de ASERMA buscan la recuperación de fracciones de biomasa de madera y se dirige a los sectores que lo demandan, pero en los últimos 4 años los precios a la baja y las calidades al alza que se exigen en el sector tablero para su consumo, han supuesto la perdida de la viabilidad empresarial del sector de la gestión de biomasas de madera y hace imprescindible la necesidad del sector de la bioenergía incentivada en igualdad para su supervivencia.


ASERMA impulsa el incremento de los porcentajes de valorización de biomasas de madera en sus diferentes aplicaciones y un ejemplo es el desarrollo por la sustitución de otras biomasas de uso tradicional en ganadería que actualmente son destinados a uso termoeléctrico.


El uso energético térmico no está primado y actualmente representa el 20% del material que se gestiona y crece año a año.


En todos los procesos de la cadena de transformación de madera se pueden aprovechar una parte de la biomasa de madera para aprovechamientos térmicos o termoeléctricos, generando sinergias operativas y económicas que favorecen la máxima valorización de la biomasa de madera, buscando un equilibrio en los incentivos y evitando aquellos que alteran el verdadero valor de nuestro producto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.