jueves, 25 de noviembre de 2010

China apuesta por el biogás

Proyecto chino para producir electricidad con el estiércol de las vacas

Miércoles, 24 noviembre 2010 - sunshine

Quemador de gas: Huishan Dairy con sede en China ha instalado cuatro de estos motores Jenbacher 420 de GE para generar electricidad a partir de biogás. Fuente: GE

Una industria en rápido crecimiento en China -la industria lechera- es también una nueva importante fuente de emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo Huishan Dairy, en el noreste de China, está tratando de cambiar esta situación mediante la instalación del mayor sistema del mundo para la generación de electricidad mediante la recolección del metano emitido por la fermentación del estiércol de vaca.

Históricamente, los chinos no han sido grandes bebedores de leche, pero los costes cada vez más bajos y los esfuerzos de comercialización agresivos han cambiado la situación. El nuevo sistema de Huishan evitará que el metano -un gas de efecto invernadero 23 veces más potente que el dióxido de carbono- llegue a la atmósfera. También reducirá los residuos y los olores, y producirá un valioso fertilizante orgánico que más seguro que el estiércol crudo.

El nuevo sistema de generación de electricidad de Huishan procesará los residuos de 60.000 vacas y producirá 5,6 megavatios de potencia. Éste generará suficiente electricidad para satisfacer las necesidades de 3.500 hogares de tamaño estadounidense, lo que significa que dará servicio a muchos más de chinos (utilizan mucha menos energía).

La tecnología para la captura y el uso del biogás ha existido durante mucho tiempo. En su forma más simple, un digestor cerrado permite que los organismos anaeróbicos descompongan el estiércol y capturen el metano producido. Seguidamente, el gas es conducido a una tubería para cocinar o iluminar. El gobierno chino estima que hay millones de granjas pequeñas que ya disponen de este tipo de digestores de estiércol primitivos.

La generación de electricidad a partir de biogás es más difícil porque algunos componentes del gas, como el sulfuro de hidrógeno, son particularmente corrosivos. Es posible limpiar el gas y eliminar el sulfuro de hidrógeno mediante su exposición a óxido de hierro (un proceso llamado hidrodesulfuración). A continuación, el biogás puede ser quemado para producir electricidad en generadores como los motores de Jenbacher de GE que usa Huishan. Estos motores han sido modificados para quemar a niveles de compresión especialmente adecuados para el biogás, y constan de un revestimiento especial que resiste la corrosión.

Vía :: Technology Review

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.