jueves, 25 de noviembre de 2010

El CO2 y los cultivos energéticos



Biomasa forestal: una fuente de energía renovable y emisiones cero de CO2

Aebiom, la Asociación Europea de la Bioenergía, presentó un comunicado ante el Parlamento Europeo en el que afirma que la producción de energía procedente de biomasa de masas forestales sostenibles puede aumentar considerablemente, manteniendo la neutralidad de emisiones de CO2 y sustituyendo a los combustibles fósiles.


Sostienen que el aprovechamiento sostenible de las masas forestales se realiza aprovechando menos de lo que las masas forestales crecen anualmente. De esta manera, se asegura el almacenamiento del CO2 y, por tanto, la sostenibilidad de las mismas.

De acuerdo con el organismo, las masas forestales europeas están creciendo, ya que según los inventarios forestales de los países de la UE, el aumento de superficie forestal y en volumen de madera fija 400 millones de toneladas de CO2 anualmente. Las masas forestales tienen un ciclo natural de crecimiento y madurez.

Durante la fase de crecimiento almacenan carbono rápidamente, mientras que durante la fase de madurez el crecimiento se iguala con la muerte de los árboles por vejez. Las masas en crecimiento son mejores sumideros de carbono que las maduras. Además, las masas maduras liberan grandes cantidades de CO2 cuando sufren un incendio forestal u otros daños que supongan la desaparición de la masa. “En Europa, y lo mismo en España, las masas forestales están reguladas por las leyes de montes de cada País o Región, y en muchos casos además por los planes de ordenación forestal que establecen los usos y la planificación sostenible de los aprovechamientos.”, afirma Javier Díaz, presidente de Avebiom, la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa.



CICLO DE CARBONO NEUTRO



Los árboles absorben CO2 de la atmósfera mediante fotosíntesis. El CO2 liberado por la biomasa utilizada para fines energéticos se vuelve a fijar en la biomasa forestal. Por eso se considera que el uso energético de la biomasa es 0 emisiones de CO2. Quemar productos derivados del petróleo, gas natural y carbón supone liberar repentinamente CO2 almacenado durante millones de años. La plantación o la regeneración natural es el comienzo de una masa forestal. Poco a poco la energía solar, en forma de carbono, se va acumulando en la biomasa forestal.



Este almacenamiento de carbono se utiliza para energía, dando lugar a jóvenes masas forestales que retienen más carbono. “La estrategia más adecuada para luchar contra el cambio climático debe basarse en el uso sostenible de la biomasa forestal, mientras que los combustibles fósiles deberían dejarse bajo tierra para siempre”, afirman desde Aebiom. Por todo esto, Aebiom afirma: 1) Podemos producir bioenergía al mismo tiempo que el almacenamiento de CO2 en las masas forestales aumenta. La bioenergía es una fuente renovable.

2) La bioenergía reduce el consumo de combustibles fósiles y por tanto la emisión de CO2.

3) Las masas forestales hay que aprovecharlas. Una masa forestal madura no retiene más carbón que el que ya ha almacenado, mientras que las masas jóvenes retienen mucho más CO2 anualmente. Es un error no aprovechar las masas forestales. 4) En una masa forestal sostenible la biomasa es un sumidero de carbono. En Europa las masas forestales son sostenibles, se aprovecha menos de lo que crece. 5) Aebiom defiende que las importaciones de madera para industria forestal tradicional como para la biomasa procedan de masas forestales sostenibles. 6) La biomasa forestal y la procedente de cultivos energéticos agrícolas y de recuperación de madera o de cualquier otra fuente pasará a ser clave en las políticas de energías renovables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.