miércoles, 29 de diciembre de 2010

Nueva planta en Extremadura liderada por Ence


El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha presentado hoy el proyecto promovido por Foresta Capital y la Corporación Empresarial de Extremadura (CEX) para la construcción de una planta de energía, con una potencia de 50 MW, que funcionará con biomasa procedente de cultivos energéticos de la Comarca de la Vera y Campo Arañuelo.

El presidente de la CEX, Manuel Amigo, ha señalado que se trata de un proyecto de “gran magnitud” que contará con una inversión de casi 250 millones de euros, que se extenderá a 7.200 hectáreas de cultivos de árboles y que permitirá generar un total de 675 empleos directos.

Asimismo, el responsable del Ejecutivo ha destacado que este proyecto contribuirá a llevar a cabo una de las medidas planteadas en el Pacto Social y Político de Reformas que consiste en el desarrollo del sector energético con el fin de crear nuevos nichos de empleo alternativos a los sectores que sufren una mayor destrucción de puestos de trabajo como consecuencia de la crisis.

Por otra parte, Guillermo Fernández Vara ha afirmado que la biomasa es una fuente de energía que “se integra muy bien en el territorio” y que constituye, para los agricultores, una fuente de ingresos complementaria para que el campo sea viable.

Además, el jefe del Gobierno regional ha subrayado la creación de mano de obra a corto plazo, gracias a la construcción de esta planta de biomasa en el entorno de Talayuela cuyo punto de evacuación de energía corresponderá a la Subestación Transformadora de Campo Arañuelo.

Actualmente, Foresta Capital está analizando y seleccionando terrenos de regadío para el desarrollo de cultivos energéticos próximos a la planta, donde destacará el cultivo del chopo. En este sentido, la zona de la Vera cuenta con más de 52.000 hectáreas de regadío en un radio de 40 Km al punto de evacuación que servirían de alternativa adicional a los cultivos tradicionales.

Responsables de la empresa promotora han manifestado que esperan que la “evacuación de energía procedente de la planta de biomasa pueda producirse en un plazo máximo de tres años”.

Ventajas de la biomasa

El responsable de Foresta ha señalado que la biomasa presenta las ventajas propias de toda energía renovable. En primer lugar, genera empleo y permite fijar la población al medio rural. También supone una alternativa adicional a los cultivos actuales y el aprovechamiento, por tanto, de las plantaciones agrícolas.

Paralelamente contribuye a la reducción de las emisiones de CO2 y se constituye como energía de base, fácilmente gestionable por el operador de la red.

Pero la biomasa leñosa, además de participar de las bondades de toda energía renovable, presenta otras ventajas. Así, la fuente primaria es el árbol vivo, todo producto se genera íntegramente en Extremadura y, por tanto, “el valor añadido se queda en la región”, ha explicado el responsable de Foresta.

El árbol, además, evita la erosión de la tierra y crea un microclima idóneo para la agricultura, ha añadido.

En resumen, se trata de “energía renovable limpia, biotecnología, paisaje, turismo y belleza, una solución radical al servicio de nuestros agricultores”, ha expresado el ejecutivo de Foresta.

Para la construcción de la planta de biomasa, que generará la electricidad suficiente para cubrir las necesidades energéticas de 80.000 hogares, Foresta Capital ha contactado con ingenierías de primer nivel con el fin de desarrollar un proyecto que esté a la vanguardia de la tecnología del sector.

La planta de combustión permitirá aprovechar tanto cultivos energéticos como residuos agrícolas y forestales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.