viernes, 24 de diciembre de 2010

Noticias sobre biomasa que vienen de Badajoz

Lo que es increíble que se esté diseñando una central de 125 MW, aunque se haga en 3 fases, damos casi por sentado que no verá la luz el proyecto final: se nos antoja un objetivo difícilmente alcanzable: puede representar un consumo anual de 150.000 toneladas, cifra que supone un aprovechamiento de bosques de unas 300.000 hectáreas. Por ello, creemos puede ser un buen proyecto sobre el papel, pero que posiblemente nuestros ojos no lo vean. ¿Cómo van a conseguir garantía de suministro para toda esa cantidad de biomasa? En estos momentos, de dificultades financieras resulta un sueño casi imposible de cumplir. La ventaja, que parece se hará en tres fases, situación que parece más prudente.


LA PRODUCCION ELECTRICA A PARTIR DE BIOMASA ESTA AUN POCO DESARROLLADA.

Una energía con mucho potencial

El mes pasado se puso en marcha en Miajadas una planta que funciona a partir de residuos agrícolas En Navalmoral de la Mata se proyecta una central de 150 megavatios de potencia.

A diferencia de lo que ocurre con otras energías renovables, como la termosolar, la fotovoltaica o la eólica, el desarrollo de plantas de biomasa acumula en España un importante retraso. Sirva de ejemplo que en el registro de preasignación de instalaciones del régimen especial que el Ministerio de Industria hizo público hace un año se inscribieron únicamente doce instalaciones de biomasa y siete de biogás. En conjunto, las centrales que utilizaban materia orgánica como fuente energética sumaban menos de 125 megavatios de potencia instalada, doce veces menos que los objetivos que marcaba el Plan de Energías Renovables de España (PER) 2005-2010, que para este año eran de 1.567 mw.

Y eso a pesar del enorme potencial que presenta esta fuente de generación energética. Un estudio de Probiogás señalaba hace unos meses que solo con los residuos procedentes de las explotaciones agroganaderas extremeñas y de otras industrias como las lácteas o las cárnicas se podría generar energía suficiente para dar suministro en la región a unos 80.000 hogares.

En Extremadura, la primera planta de biomasa proyectada fue la que Acciona inauguró en la localidad cacereña de Miajadas a mediados del pasado mes de noviembre. La central ha requerido unos 50 millones de euros de inversión y tiene 16 mw de potencia. Ha sido la primera instalación de este tipo en España diseñada para emplear materia prima mixta --tanto residuos agrícolas herbáceos como leñosos--, lo que permitirá que tenga un mejor abastecimiento y rentabilidad. Producirá energía equivalente al consumo de unos 40.000 hogares y consumirá anualmente unas 110.000 toneladas de materia prima. De ellas, un 70% será de origen herbáceo (fundamentalmente paja de maíz), y un 30% de origen leñoso (procedente en su mayor parte de restos de poda de encina, olivo y árboles frutales), que será suministrada en forma de astillas de madera.

En la localidad pacense de Almendral también se quiere poner en marcha una planta de biomasa que generará la energía a partir de la combustión de cardos. Su presupuesto supera los 9,6 millones de euros y la potencia prevista es de 5 megavatios.

Pero el proyecto extremeño más importante de generación de electricidad a partir de materia orgánica es el Bioparque de Navalmoral, promovido por la empresa Desarrollos Rurales el Encinar y que será, aseguran, una de las instalaciones más grandes del mundo en su género. Para su funcionamiento empleará unas 350.000 toneladas anuales de maíz y tabaco, que se cultivarán en 20.000 hectáreas de terreno de las comarcas del Campo Arañuelo y La Vera. Tendrá 150 megavatios de potencia instalada, que se desarrollarán en tres fases, con una inversión total de unos 300 millones de euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.