jueves, 2 de diciembre de 2010

No debemos dejar pasar el tren de la biomasa

La clara tendencia al aumento de la demanda de productos derivados de la madera para biomasa y para bioproductos forestales en Europa no puede ser para el sector forestal español otra oportunidad perdida.

Enviado por: ECOticias.com / Red / Agencias, 01/12/2010, 17:08 h |

Gran potencial desaprovechado: España aprovecha sólo el 40% de su potencial productivo forestal. A causa de la falta de gestión de nuestros montes, esta puede ser para el sector forestal español una oportunidad perdida. Se propugna la movilización sostenible de madera en España, superando tres grandes obstáculos: escasez de instrumentos de gestión y ausencia de planificación, incumplimiento generalizado de lo programado y pequeña oferta de madera certificada. Los instrumentos básicos son la certificación de la gestión y la sostenibilidad de la movilidad de la madera (o de los productos). Ambas herramientas deben desarrollarse con procedimientos ágiles, costes efectivos, con normas no excluyentes que mermen la competitividad del sector. La solución de la fragmentación de la propiedad forestal y la mejora y mantenimiento de las infraestructuras forestales para la accesibilidad son dos aspectos básicos para el desarrollo de la gestión forestal sostenible en nuestro país. También es necesaria una mano de obra cualificada y especializada, hoy escasa, por lo que resulta imprescindible desarrollar una estrategia de formación y capacitación.


La presentación de la Guía de buenas prácticas para la movilización sostenible de madera en Europa reunió en Madrid el pasado 24 de noviembre a responsables de la Comisión Europea, la Conferencia Ministerial de Protección de Bosques de Europa, y UNECE-FAO -coautores de la guía-, de la Plataforma Tecnológica Forestal Española (integrada por más de 50 organizaciones y entidades del ámbito forestal) -que ha adoptado y traducido la Guía- y de los Ministerios de Ciencia e Innovación y de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino -colaboradores de la iniciativa- así como los responsables de política forestal de las Comunidades Autónomas de Asturias, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Galicia.

Conclusiones de la jornada de presentación de la Guía de buenas prácticas para la movilización sostenible de madera en Europa

Primera: Hay una clara tendencia al aumento de la demanda de productos derivados de la madera. Se espera que la tendencia se mantenga por cuanto esos productos son de materias primas naturales, renovables y reciclables y además:

a.- Calentar con madera presenta más aspectos positivos frente a calentar con petróleo

b.-La madera, como material constructivo, posee mayor eficiencia energética que los materiales alternativos

c.- Hay acuerdo político de que el uso de madera contribuye a la lucha contra el Cambio Climático, al Desarrollo Rural y a la generación de empleo.



De hecho la declaración de la Conferencia Ministerial de Protección de Bosques de Europa, MCPFE de Varsovia, propugna que la lucha contra el cambio climático pasa por el fomento de la biomasa como fuente renovable de energía. El mercado energético de los productos derivados de la madera supondrá un claro complemento al mercado tradicional.



Segunda: España aprovecha sólo el 40% de su potencial productivo, importando más del 10% de lo que consume. El aprovechamiento económico de nuestros montes exige gestión.



Tercera: La demanda de conservación que la sociedad hace a las administraciones públicas no puede satisfacerse sin compatibilización de rentas, pues no existe presupuesto suficiente para abarcar todos los aspectos de la conservación. El desequilibrio actual entre producción por hectárea e inversión por hectárea (que pudiera entenderse como un Pago por Servicios Ambientales) es económicamente insostenible e inviable con la situación actual de crisis económica. La conservación requiere gestión.



Cuarta: La gestión insuficiente es una oportunidad perdida, no sólo en los ámbitos económicos y de conservación, también en los del desarrollo rural el medio ambiente.



Quinta: Existe también un acuerdo político según el cual la mayor oferta no puede en ningún caso suponer mermas para el medio ambiente, de manera que se hace prevalecer el principio primero de la conservación frente al aprovechamiento (Declaración MCPFE de Viena). La gestión que se propugna (objetivo que se persigue) es aquella que sea económica, social y ecológicamente sostenible, para lo cual se debe apoyar en dos instrumentos básicos (herramientas, no fines):

a.- La certificación de la gestión

b.- La sostenibilidad de la movilidad de la madera (o de los productos)



Sexta: Hay que desarrollar ambas herramientas con procedimientos ágiles, costes efectivos, con normas no excluyentes que mermen la competitividad del sector español derivado del bosque frente al de otros países europeos, pues de lo contrario se puede inducir al abandono de nuestra producción forestal y al aumento de las importaciones.



Séptima: La movilización sostenible que se propugna es aquella que asegura la sostenibilidad y multifuncionalidad de los bosques, mediante:

a) La certificación de la gestión, que comporta la implantación de instrumentos de gestión en el territorio

b) Resolviendo la fragmentación

c) La mejora y mantenimiento de las infraestructuras forestales para la accesibilidad.



Una movilización que se pretende comportará:

I. Soluciones locales

II. Soluciones sectoriales

III. Con el consenso participativo de todos los agentes implicados

IV. Mediante la búsqueda de aprovechamientos económicamente viables de un recurso natural, renovable y reciclable, que ya existe



Octava: Movilización que debe de superar inconvenientes actuales:

a) La escasez de instrumento de gestión, lo que hace que la oferta dependa de planes anuales de aprovechamiento y, por tanto, de ausencia de planificación

b) El incumplimiento generalizado de lo programado en aquellos casos en que sí hay instrumento de gestión

c) La pequeña oferta de madera certificada



Novena: Para asegurar una gestión sostenible de nuestros montes capaz de satisfacer las diferentes demandas, es necesaria mano de obra cualificada y especializada, hoy escasa. Se hace necesaria una estrategia de formación y capacitación e incluso de sensibilización también a la propiedad forestal.



Décima: Para asegurar dicha gestión forestal sostenible, es necesaria la búsqueda de sinergias con todos los autores para definir un conjunto integrado de medidas que ayuden a dar respuestas, y muestren un sector homogéneo capaz de conectar con la sociedad.



La Guía de buenas prácticas para la movilización sostenible de madera en Europa es una compilación de experiencias en los distintos países europeos dirigidas a optimizar el potencial de este recurso natural a la vez que se favorece y mantiene la biodiversidad y el ecosistema, aplicando los principios de Criterios e Indicadores de sostenibilidad consensuados entre los países europeos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.