martes, 14 de diciembre de 2010

Investigación en Chile para la mejora del negocio de la biomasa

Proyecto FIA busca mejorar rentabilidad del negocio de la biomasa forestal como combustible
La iniciativa pretende perfeccionar la calidad de la oferta de combustibles sólidos de madera y la gestión comercial de la cadena productiva.

Caracterizar las materias primas de nueve especies forestales de la zona y desarrollar la capacidad empresarial de sus asociados, son los dos ejes de trabajo de una iniciativa impulsada por el Ministerio de Agricultura, a través de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), que fue lanzado hoy en Valdivia.

La ceremonia de lanzamiento del proyecto “Modelo para el mejoramiento de la gestión comercial y de la calidad de combustibles sólidos de madera (CSM) como fuente de energía renovable en la Región de Los Ríos”, fue encabezada por la Directora Ejecutiva de FIA, Eugenia Muchnik; el Seremi de Agricultura de la Región de Los Ríos, Juan Enrique Hoffmann; y el presidente de la Corporación de Certificación de Leña, Carlos Fuentealba.

La iniciativa —ejecutada por la Corporación de Certificación de Leña— surgió a raíz de la necesidad de disminuir los niveles de contaminación y asegurar el abastecimiento de madera a través del manejo adecuado y sustentable de los bosques.

En Chile, el potencial para usar madera en forma eficiente y con la tecnología disponible, ha sido poco explotado. Además, la cadena productiva tiene escasa organización y poca integración comercial con los consumidores, algo característico de un mercado informal.
La iniciativa tiene un costo total de $214.475.000, de los cuales FIA aportó $151.169.000, es decir, el 70%. Beneficiará directamente a 70 empresas productoras regionales de madera para energía, además de empresas regionales y nacionales productoras de biomasa forestal, proveedores de tecnología e instituciones públicas vinculadas al sector.
La Directora Ejecutiva de FIA, Eugenia Muchnik, indicó que “la madera para energía es importante, ya que es la alternativa presente y más viable disponible en Chile para disminuir la dependencia de fuentes de energía importadas, para sustituir combustibles fósiles y para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero”.
Añadió que “las medidas inmediatas identificadas por la Unión Europea para reducir emisiones, acentúan la importancia de la biomasa forestal, ya que en ella se esconde un enorme potencial dormido que puede integrarse a la producción en forma casi inmediata, generando la mayor cantidad de empleos y reduciendo la dependencia de tecnología compleja, muchas veces inaccesible”.
En tanto, el presidente la Corporación de Certificación de Leña, institución que da respaldo legal al Sistema Nacional de Certificación de Leña, Carlos Fuentealba, señaló que “el compromiso de mejorar la forma en que usamos la madera en el sur del país para producir calor y energía de una manera sustentable y eficiente, es no sólo del gobierno, del Sistema Nacional de Certificación de Leña o de las empresas que trabajan en el día a día en esto, sino un desafío que emprendemos juntos y en el cual cada uno pone su grano de arena”.
Calidad y organización
Para concretar sus objetivos, este proyecto enfocará su objetivo en mejorar la calidad de la oferta (combustibles sólidos de madera) y la gestión comercial de la cadena productiva.
En relación a la calidad de la oferta, el proyecto pretende caracterizar las materias primas de nueve especies forestales de la Región de Los Ríos y sistematizar las fases productivas para la fabricación de CSM (leñas, chips, briquetas y pellets). A largo plazo, la finalidad es maximizar el rendimiento del combustible según los distintos equipos de combustión.
Con respecto a la gestión, el proyecto quiere mejorar la producción y la comercialización permanente y formal de CSM. Esto significa que las empresas participantes deberán adoptar nuevos modelos de negocios asociativos, fomentando la organización para enfrentar de manera conjunta los problemas del sector.
Entre los socios de la iniciativa figuran la Universidad Austral de Chile (Instituto de Tecnología de la Madera), la AIFBN/ONG Forestales por el Desarrollo del Bosque Nativo y la Universidad de Rottenburg (Alemania).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.