jueves, 12 de mayo de 2011

Castilla La Mancha aboga por nuevas tecnologías en los bosques

Que las nuevas tecnologías han venido para quedarse es un hecho que el bosque puede acabar agradeciendo. En este caso todo lo que suponga una mejora de la gestión a través de ellas, va a redundar en una mejora de la información y en una rapidez de los datos. Sin lugar a dudas puede llegar a producir una mejora eficiente en el momento que se produzcan incendios. Es muy positivo que participe el ayuntamiento de Cuenca, como uno de los mayores propietarios forestales de España, y Castilla La Mancha debido a las extensiones de bosque que se dan en Cuenca, es una muestra más de la buena labor que se está desarrollando desde allí. Si tecnologías de este tipo se van aplicando a todos los bosques españoles, con la posibilidad de medir hasta la altura, va a suponer un avance significativo en el cuidado del bosque.
Las nuevas herramientas se caracterizan por su mayor precisión, una mejor relación coste/beneficio y una disminución de los costes ambientales y sociales lo que favorece una gestión sostenible de los espacios forestales. El estudio se ha desarrollado en Cuenca, cuyo término municipal tiene 53.000 hectáreas repartidos por toda la provincia, y con posibilidades maderables de 53.000 m3.
La noticia la puede encontrar en la web ecoticias.com

Desarrollan un nuevo software para mejorar el mantenimiento y la gestión de bosques

Un equipo de investigadores del Grupo de Cartografía Geoambiental y Teledetección de la Universitat Politècnica de València ha desarrollado un nuevo software que contribuye a mejorar el mantenimiento y la gestión de nuestros bosques ya que permite generar mapas de las zonas forestales estudiadas con información sobre su volumen maderable, biomasa o la altura de sus árboles, entre otras variables, según ha informado este miércoles en un comunicado la institución académica.
ENVIADO POR: ECOTICIAS.COM / RED / AGENCIAS, 11/05/2011, 16:59 H

El desarrollo de este software se enmarca dentro del proyecto INFOREST, coordinado por COTESA (Centro de Observación y Teledetección Espacial S.A.U.) y financiado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. En él han participado también el Grupo de Capital Social y Desarrollo Sostenible de la Universidad de Castilla-La Mancha y el Grupo de Inventario y Gestión de los Recursos Naturales de la Universidad Politécnica de Madrid.

Según destaca Luis Ángel Ruiz, investigador de la UPV, este proyecto ha permitido obtener información "clave" para la gestión del patrimonio forestal a partir de datos procedentes de la Observación de la Tierra a tres escalas, tanto local, como provincial y regional. Asimismo, ha resaltado que sus resultados tienen "especial relevancia" para garantizar "el óptimo mantenimiento y aprovechamiento de los bosques desde el punto de vista ecológico".

El software integra todo el procedimiento de tratamiento de datos LiDAR desarrollado por los investigadores, desde la generación de los modelos digitales del terreno, la extracción de características y los modelos de estimación de variables forestales, hasta la obtención de los mapas finales.

"A partir de datos LiDAR aerotransportado y con la aplicación del software, generamos mapas con los que se puede mejorar el conocimiento sobre la evolución de un bosque, cómo va cambiando su estructura y características, así como su potencial para absorber CO2. Asimismo, podemos saber con detalle cuál es la cantidad de madera total que acumula el bosque, con las consiguientes repercusiones positivas en su mantenimiento, prevención de incendios o aprovechamiento sostenible", destaca Luis Ángel Ruiz.

La tecnología LiDAR (Light Detection And Ranging) funciona mediante el envío continuo de pulsos de energía hacia el terreno, que impactan en la superficie terrestre y retornan hacia el sensor. El tiempo empleado en el retorno permite obtener la posición y coordenadas de los múltiples puntos registrados y, por lo tanto, medidas 3D del terreno, de la vegetación, edificios y otros elementos. La nube de puntos final constituye los datos que pueden ser procesados y analizados para su uso en diferentes aplicaciones, entre ellas, el estudio de las masas forestales.

Según la misma fuente, para el desarrollo de este procedimiento, se realizó un exhaustivo estudio de campo y se tomaron datos LiDAR aerotransportado en un área de montaña de 4.100 hectáreas, situada en el término municipal de Cuenca, fundamentalmente con tres especies de pino: Pinus nigra, Pinus sylvestris y Pinus pinaster, además de matorral y suelo desnudo. Dada la importancia de la gestión forestal en la zona, el proyecto ha contado con el aval del Ayuntamiento de Cuenca y de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

ECOticias.com – ep

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.