martes, 29 de marzo de 2011

Fondos europeos para un proyecto de microalgas

Que las microalgas tienen un futuro dentro de nuestro mundo es un hecho cada vez más constatado debido a su capacidad para atrapar CO2 y su utilización para la producción de biodiesel. Son muchos ya los proyectos y las compañías que van apostando por este tipo producción y cada vez más se puede observar que realmente las algas pueden llegar a ser un sustituto del petróleo. Prueba de ello es las apuestas que por esta línea de investigación está teniendo petroleras como Statoil, Chevron o Repsol. Desde el Clúster Biomasa & Energía hemos estado conociendo instalaciones de este tipo en Almería, de la mano de la Fundación Cajamar, tanto en explotaciones de agua dulce como salada y la capacidad de producción empieza a ser alta y con visos de empezar a ser rentable su producción comercial especialmente enfocado a la generación de microalgas de alto valor añadido. Las de bajo valor añadido, como puede ser la producción de biodiesel, todavía no está clara su rentabilidad comercial pero se sabe que se está a las puertas de ello. Sin lugar a dudas, el de las microalgas pueden llegar a ser uno de los campos de la bioenergía del mañana y apostamos por este tipo de iniciativas que cuentan con financiación europea.


La UAL participa en un proyecto europeo que utiliza microalgas para limpiar aguas residuales

Al mismo tiempo produce biomasa para generar biodiesel

28-03-2011 10:25

ALMERÍA.- Con la finalidad de potenciar el aprovechamiento energético de la biomasa en recursos hídricos degradados ricos en microalgas, se ha puesto en marcha en la Universidad de Almería el proyecto europeo EnerBioAlgae, en el que también participan las universidades de Vigo –coordinadora del proyecto, Universidad de Aveiro (Portugal), la Université de Pau et del Pays de l’Adour (Francia), el Instituto Enerxético de Galicia (INEGA) y el CNRS. Con una duración de dos años, el proyecto se enmarca en el Programa de Cooperación Territorial del Espacio Sudoeste Europeo (SUDOE) INTERREG IV B y ha sido co-financiado con 500.048 euros del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEFER).

El estudio persigue una doble finalidad ya que, por un lado, “tratará de ayudar a la regeneración y recuperación ambiental con una gestión integrada de los recursos naturales y, por otro, potenciará estas áreas confiriéndoles el valor añadido de servir para la generación de energía. “De esta forma, se pretende estimular y reforzar el crecimiento del sector de la energía renovable en el Sudoeste europeo, diversificando las fuentes de energía existentes”, explica el investigador del Departamento de Ingeniería Química de la UAL y responsable del proyecto en la institución almeriense, Francisco Gabriel Acién.

En esta primera etapa, el equipo de investigadores localizará a lo largo de la costa gallega y norte de Portugal aquellas aguas degradadas ricas en nutrientes donde se puedan realizar procesos de limpieza y recuperación medioambiental. Para ello se tendrá en cuenta datos como la presencia de contaminantes que determinen la aplicabilidad al cultivo de microalgas, origen de los vertidos (depuradoras, industrias, granjas acuícolas, etc.), disponibilidad de CO2 o tipo de terreno. El objetivo es “buscar recursos hídricos y gases de combustión susceptibles de ser aprovechados para depurar contaminantes”, indica Gabriel Acién.

Una vez localizadas las aguas se procederá a elegir aquellas cepas de estos organismos vegetales que mejor se desarrollen en función de las condiciones. A partir de ahí, se realizará un seguimiento de los cultivos de distintas cepas en los fotobiorreactores que se instalarán en las universidades de Aveiro, Vigo y Almería donde ya cuentan con una amplia experiencia en el cultivo de microalgas. “El equipo de investigación de la UAL lleva desde el año 2005 trabajando en el estudio de la aplicación energética de las algas por lo que disponemos de los equipos tecnológicos adecuados para monitorizar on-line los cultivos. Aportamos nuestros conocimientos para desarrollar un proyecto piloto que, posteriormente, puede tener una continuidad a escala industrial mediante su instalación, por ejemplo, en una depuradora”, matiza el profesor de la Universidad.

Para los ensayos en fotobiorreactores se utilizarán bolsas de crecimiento a las que se añadirán fertilizantes, CO2 o nutrientes que reproduzcan las condiciones de las aguas de origen y favorezcan el desarrollo de las cepas de microalgas. Con los resultados obtenidos del análisis periódico –en el que se medirán, entre otros parámetros, composición, número de células, biomasa, lípidos y calidad de las aguas- los expertos dispondrán de los datos suficientes para el diseño y la instalación de una experiencia piloto –a finales de 2012- con la que demostrarán la viabilidad técnica, económica y ambiental del proyecto.

3 comentarios:

  1. Un artículo muy interesante. Nosotros coincidimos en que el uso de las microalgas es una alternativa viable con mucho futuro en el ámbito de la bioenergía, además lideramos el proyecto Singular Estratégico PSE – Probiogás.

    Os invitamos a conocer nuestra web y a leer nuestros artículos acerca de ello:
    Bioenergía:cultivo de microalgas con fines energéticos

    ResponderEliminar
  2. Inma, podría ampliar la información sobre el proyecto PSE que han desarrollado en el INIA ?
    Son cultivos en agua dulce o salada?
    Qué aplicaciones tienen en el mercado??
    Saludos y gracias.

    ResponderEliminar

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.