lunes, 14 de marzo de 2011

En Asaj Huesca se apuesta por la biomasa


Ha tenido lugar en Huesca la 3ª Jornada de Reflexión sobre el presente y futuro del sector agrícola en la provincia de Huesca. Esta edición, que ha rendido homenaje a Carlos Ferrer, secretario regional de ASAJA Aragón fallecido en enero, ha reunido de nuevo a administración, sector agrario, cooperativas, comunidades de riego, organizaciones de mujeres y consumidores, universidad, entidades de ahorro y otros colectivos sociales y económicos para reflexionar sobre los últimos acontecimientos del sector y los retos de futuro más inmediato. La noticia original esté en este enlace.

La jornada ha sido inaugurada por el director provincial de Agricultura, Ángel Martínez, y la clausura ha corrido a cargo del director general de Ordenación del Territorio del Gobierno de Aragón, Alfredo Cajal.

MESA DE PONENTES

El presidente de ASAJA Huesca, Fernando Luna, señalaba que “por lo que estamos viendo, es irremediable una unión del sector, porque juntos haremos más fuerza ante lo que se nos viene encima, que no haciendo la guerra cada uno por su cuenta. Los retos son globales, los mercados, mundiales, los problemas, planetarios, si no hacemos Huesca fuerte, Aragón fuerte y España fuerte, acabaremos todos engullidos por este mundo en el que la dictadura de los mercados muchas veces desborda por desgracia a los gobiernos”.

Estas son las conclusiones de la jornada desarrollada:

El futuro de la política agraria común (PAC) genera mucha incertidumbre en el sector primario. Es necesaria una PAC dotada de presupuesto suficiente para hacer frente a los muchos retos que se plantean: Alimentación – Calidad y Seguridad Alimentaria – Crisis Energética

El presente y futuro de Aragón en general y de la provincia de Huesca en particular, pasa sin dudarlo por hacer del AGUA un verdadero motor de desarrollo. Por ello, apoyamos las reivindicaciones en relación a la demanda de infraestructuras de regulación como la de Biscarrués.

La capacidad del sector agroganadero de resistir las crisis es más fuerte que otros sectores productivos. El aprovechamiento de los recursos naturales propios de un territorio generan confianza y empleo y dan respuesta en momentos de dificultades.

El sector agrario reclama la imperiosa y urgente necesidad de modificar las reglas y mecanismos de funcionamiento de los mercados agrícolas globales para hacerlos más transparentes y justos. Los vaivenes de los mercados, los flujos especuladores y las crisis de los últimos 3-4 años así lo aconsejan.

No habrá un desarrollo territorial equilibrado en Aragón si no se cuenta de verdad con la Agricultura y la Ganadería. En el marco de la Ley de Desarrollo Rural de Aragón, el papel del sector primario es el de actor principal.

Si queremos un desarrollo territorial equilibrado, justo y sostenible, los consumidores tienen que pagar por la diferencia en calidad, trazabilidad, sanidad, seguridad alimentaria, etc de nuestras producciones. Reclamamos un cooperativismo fuerte; nuestras cooperativas están ancladas en el territorio, crecen con él y forman parte indisociable de nuestro tejido rural.

Los regadíos son un factor esencial de la ordenación de nuestro territorio (carreteras; cultivos que hacen paisaje, etc.). El futuro del sector en Aragón, y en la provincia de Huesca, pasa por la apuesta decidida por el regadío, por la diversificación de cultivos y por los cultivos agroenergéticos.

Seguimos reclamando un plan Estratégico de Industrias Agroalimentarias de Aragón, para impulsar con factores como Innovación-Comercialización-Internacionalización que el sector se convierta en el primero por volumen de negocio y empleo (ahora mismo es el segundo). Reclamamos una financiación necesaria para que las empresas ganen en tamaño, competitividad y en conquistas de nuevos mercados.

El sector agrario y agroindustrial necesita que las administraciones articulen mecanismos para la recuperación del consumo, para que se recupere la renta de los consumidores, pero también mecanismos de control de la distribución, regulación de precios, gestión de crisis, ley de márgenes comerciales, etc.

Demandamos que se apueste por la marca ARAGÓN, para conectar emocionalmente con nuestros consumidores (iniciativas como el Enoturismo están dando buenos resultados). Es preciso centralizar y coordinar las acciones del sector Agroalimentario, que está disperso en varias consejerías y departamentos, para avanzar hacia un plan de Promoción de la Agroalimentación.

Rechazamos el ficticio enfrentamiento entre agricultura y ganadería por el alza de los precios de los cereales y los piensos. El beneficio de un sector no debe suponer la ruina de otro; para ello seguimos reivindicando una repercusión de 20-30 cts de euro/kilo de carne detraido de la distribución y que vaya directamente al ganadero para hacer frente a sus costos de producción.

Apostamos por la bioenergía (biomasa) como energía alternativa y demandamos que no se la margine de poder acceder a subvenciones frente a otras energías limpias (eólica o fotovoltaica).

Apostamos por una Universidad en Huesca en relación con el sector primario, que sea referente nacional en estudios e informes científicos que nos hagan punteros en investigación y desarrollo.

Queremos conseguir vivir dignamente de nuestras producciones vía mercado. Que la agricultura es un sector estratégico es una realidad que no se puede quedar solo en el papel o en buenas intenciones. La Humanidad nos necesita para comer, esa es la realidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.