jueves, 24 de marzo de 2011

Castilla y León como modelo de reforestación

Que alguien de la FAO, venga a España a alabar la gestión forestal da muchas satisfacciones. En concreto alaba la gestión de Castilla León que en temas relativos a bosques y gestión de la biomasa va por delante del resto de comunidades autónomas y señala como ejemplar su política de reforestación. Las ventajas de la biomasa ya las hemos señalado en estas páginas y nos damos cuenta de una mayor sensibilización de todas las comunidades para abogar por ello, pero el tener referencias dentro del propio país también es una señal de orgullo: muchas veces miramos hacia Europa y no vemos con los mismo ojos las cosas buenas que se realizan en nuestras fronteras. Por eso que el director forestal de la FAO venga a hablar del modelo de gestión que se lleva en Montes Urbión es un motivo más para animar a todos a seguir en esa dirección. Creemos en la existencia de un modelo de gestión empresarial vinculado a la biomasa que genere valor añadido y que suponga un aprovechamiento de los recursos naturales que nos ofrece la naturaleza para conseguir con ello la creación de puestos de trabajo que al aprovechar los recursos naturales de la zona evita la deslocalización. Tener noticias como éstas anima y mucho a seguir yendo por el buen camino, máxime cuando España se considera como una de las primeras potencias en Europa en base a las posibilidades que ofrecen los bosques.
La noticia original la tiene disponible en este enlace.

Rojas Briales destaca el valor social del Bosque Modelo Urbión. El director forestal de la FAO apuesta por el aprovechamiento forestal para biomasa


Eduardo Rojas Briales, responsable del Departamento Forestal de la FAO, destacó ayer el valor social de los bosques modelo como el Bosque Modelo Urbión, en las provincias de Burgos y Soria, para el desarrollo a largo plazo de sus territorios, por encima, incluso de los efectos económicos o ambientales. Rojas valoró este tipo de bosques entre los que mencionó los que también se están gestionando en regiones como Cataluña, el País Vasco, las Landas o los Alpes suizos, destacando que en cada uno de ellos el modelo es distinto, pero en todo caso valiosos para sus territorios.
Además, Rojo abogó por el aprovechamiento de los bosques y en este sentido aseguró que Castilla y León aún puede duplicar su actual aprovechamiento que está en un 25%, dada la gran masa forestal de la región. Se acercaría así al nivel de aprovechamiento del conjunto del país que está en el 50%, mientras que en Europa se cifra en el 60%.
En este sentido, valoró especialmente la política forestal de la Junta de Castilla y León, comunidad que «está muy comprometida con sus recursos forestales», no en vano, añadió «es la primera región de España y la Unión Europea en reforestación y la que más aporta en extensión y capitalización en el aumento de bosques, por lo que la preocupación en estos momentos está más sobre las personas que sobre el medio», explicó en referencia a la despoblación del medio rural. «En un territorio de 90.000 kilómetros cuadrados, la densidad de población es similar a Finlandia y, teniendo en cuenta la estructura de edad, el medio rural profundo de montaña está en situación de emergencia demográfica», concluyó.
En todo caso, el director forestal de la FAO aboga por adecuar las gestiones históricas y aprovechamientos de los bosques a las necesidades actuales de las sociedades y en este aspecto, cabe apostar en Castilla y León por los recursos forestales de los bosques bajos para la producción de biomasa, que propiciará una menor dependencia del gas y del petróleo.
Finalmente, en el contexto global, Rojas Briales destacó que al ser la comunidad castellano-leonesa una de las regiones con mayor reforestación de bosques de España, el reto actual es conducir ese proceso a un estado más estable que genere riqueza a través de esos aprovechamientos forestales.

Situación mundial

El responsable del Departamento Forestal de la FAO, que ayer recordó haber comenzado a trabajar precisamente en la zona de Pinares en Burgos, realizó un balance del estado de los bosques en el mundo, destacando las cuatro regionales del mundo en las que los montes están estables, Europa, Norteamérica, Asia y el norte de África. Los países asiáticos en conflictos, el África subsahariana y Latinoamérica, por el contrario, no logran avanzar en las reforestaciones de sus territorios.
Y teniendo en cuenta que la amenaza actual es el cambio climático y los bosques son claves para frenarlo o estabilizarlo, la lucha mundial gira en torno a su conservación, restauración y buena gestión, evitando los incendios y la emisión de carbono fósil, y procurando la utilización de los productos forestales y agrícolas que se puedan sumar para generar una economía verde. Ese es uno de los retos que la sociedad tiene por delante, afirmó Rojas, en la segunda jornada de Simposio Enfoques Territoriales que reúne a 400 expertos en la capital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.