jueves, 3 de marzo de 2011

Los cultivos energéticos y la generación de empleo

Un estudio realizado por la EOI y por el Observatorio de Prospectiva Tecnológica Industrial habla sobre el futuro del empleo de los cultivos energéticos para la biomasa así como la bioenergía. Habla de las fuertes perspectivas del sector, aunque no se ve en el artículo algún dato sobre ello. Un tema que desde estas páginas no estamos de acuerdo es que parece más factible crear empleo a raíz de nuevos cultivos energéticos que a través del aprovechamiento de residuos. Desde aquí queremos hacer especial hincapié que las perspectivas de nuevo empleo van a venir mayoritariamente por el lado de la biomasa forestal, especialmente porque es un campo de actividad en estos momentos muy residual, vinculado normalmente a consejerías de Medio Ambiente y que se caracteriza por la temporalidad de los contratos. Se estima que por cada 1.000 toneladas se creará un puesto de trabajo y si se impulsa plantas de generación eléctrica a través de biomasa muchos empleos pueden llegar a venir por aquí. Si de media una planta para generar 2 MW necesita 20.000 toneladas, por cada megawatio de potencia podemos hablar de media de 10 empleos si el uso es biomasa forestal. El nuevo plan contempla un entorno de 1.350 MW por lo que considerando la mitad suministrada por biomasa forestal, las cifras de las nuevas instalaciones puede sobrepasar los 7.000 empleos. Obviamente no arregla los problemas de paro, pero si contribuye específicamente a generar y a solventar el paro rural en zonas de existencia de bosques.

Los ratios para cultivos energéticos son mucho más bajos, en cuanto que allí las máquinas son mucho más eficientes: al final, estamos talando todo el cultivo, mientras que en el caso de los bosques que lo que hay es limpieza y tala selectiva de pies arbóreos. Se estima que una planta de biomasa de 2 MW requiere una extensión, depende de la variedad, en torno a 500 hectáreas y para ello con 2,5 personas ya que algunas de ellas trabajan a tiempo parcial. Estos números, suponiendo la mitad para cultivo energético supondría crear casi 2.000 empleos nuevos.

Obviamente son números no rigurosos para andar por casa pero la limpieza de bosques genera casi 3 veces más empleo que los cultivos energéticos, y siempre yendo a números medios basados en el estudio y en la extrapolación de una planta de 2 MW de biomasa. Además, luego se generan otros empleos como los de transporte, los trabajadores de la propia planta, y los empleos que generan el mantenimiento así como los generados por la planta de cogeneración, caso que ésta exista.


La cita original la puede encontrar aquí.


Un estudio presenta a los cultivos energéticos como grandes generadores de empleo


Miércoles, 02 de marzo de 2011

Javier Rico

Esta es la principal conclusión sobre el futuro del empleo en el sector de la bioenergía que se desprende del estudio Green jobs. Empleo verde en España 2010, realizado por la Escuela de Organización Industrial (EOI) y el Observatorio de Prospectiva Tecnológica Industrial (OPTI). El informe destaca que el incremento del empleo favorecerá tanto a titulados de varias categorías como a no titulados.

Las empresas que configuran el núcleo de la economía verde emplean directamente a cerca de 320.000 personas y el valor de la producción de sus bienes y servicios representa en torno al 1,9% del producto interior bruto. Esta fue una de las principales lecturas que se hizo de Green jobs. Empleo verde en España 2010 cuando se presentó hace unos días en Madrid. Sin embargo, uno de los apartados más destacados es el que recoge las 34 hipótesis de futuro en el empleo verde. Tres de ellas están vinculadas a la bioenergía

La primera de ellas es la siguiente: "La mejora de las prácticas agrícolas y silvícolas para fomentar la recogida de biomasa residual, el desarrollo de nuevos cultivos alternativos, así como de las herramientas logísticas para la gestión de la recogida y el almacenamiento de la biomasa impulsarán el desarrollo de un mercado laboral en este ámbito". Al analizar el grado de materialización y horizonte temporal de la hipótesis, el estudio los sitúa en medio-bajo y en torno a los 4-7 años, respectivamente.

La biotecnología, aliada con el medio rural


En esta misma hipótesis, el estudio añade la siguiente conclusión: “En general, podemos afirmar que se ve más factible la aplicación y desarrollo de la biomasa con nuevos cultivos que con restos verdes existentes”. Desgraciadamente, el informe no entra a definir con claridad a qué llama “restos verdes”. Por el contrario, es más explícito al afirmar que “el desarrollo del sector de la biomasa se puede considerar como una oportunidad de empleo única para la incorporación al mercado laboral de profesionales con poca cualificación”. Igualmente, a la hora de definir los factores críticos de desarrollo, sobresalen los económicos (muy por encima) y los políticos.

La segunda hipótesis sostiene que el desarrollo de la biotecnología energética permitirá la producción de biocombustibles de tercera generación y se convertirá en un nuevo yacimiento de empleo. Al componente claramente tecnológico de esta hipótesis, el estudio vincula otro de índole rural, ya que considera que “una gran ventaja que presenta la utilización de biomasa en la producción de biocombustibles es estimular la actividad económica en las zonas rurales, y en concreto en las agrícolas y forestales”. Aquí también se incide en que las tierras que sufren y sufrirán el abandono actual y futuro de cultivos o zonas de labor debido a la nueva reforma de la Política Agrícola Común (PAC), pueden encontrar una segunda oportunidad como cultivos energéticos.

Vehículos con biocarburantes, “realidad prometedora”


Para esta segunda hipótesis, el grado de materialización es medio-bajo y el horizonte temporal es a medio plazo (mínimo cuatro años y máximo diez).
Por otro lado, el nivel de creación de empleo generado será de grado medio para los titulados superiores y considerablemente menor para los profesionales de menor cualificación. En este caso, los principales factores implicados en el desarrollo e implementación de esta tendencia son los relacionados con la tecnología.

Por último, hay una hipótesis de futuro que afecta en parte a la bioenergía, ya que entiende que el desarrollo de nuevos vehículos ecológicos y eficientes revolucionará el sector de la automoción y la movilidad actual, e impulsará la creación de nuevas infraestructuras. El estudio refleja que “el desarrollo de vehículos basados en biocombustibles es una realidad prometedora así como una importante oportunidad de carácter industrial. De manera complementaria, el desarrollo de componentes para este tipo de vehículos puede suponer una importante oportunidad de desarrollo tecnológico para la industria auxiliar”.

Más información:
www.unionprofesional.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.