sábado, 15 de enero de 2011

Europa apuesta por la biomasa



Un estudio europeo revela las posibilidades de incrementar en gran medida la oferta de biomasa de madera

[Fecha: 2011-01-13]

Ilustración del artículo

Una de las prioridades de la agenda de la Unión Europea es doblar el porcentaje de energías renovables en Europa para 2020, cuando la energía ecológica debería representar el 20 % del consumo energético total de la región. Este plan hará que aumente la demanda de madera. La madera y sus residuos siempre han desempeñado un papel fundamental en Europa, al representar aproximadamente el 50 % de las fuentes de energía renovable. De modo que la gran duda que se plantea es: ¿habrá suficiente madera para satisfacer la demanda de Europa? El proyecto EUWOOD («Posibilidades reales de cambio en el crecimiento y aprovechamiento de los bosques de la UE»), respaldado por la Dirección General de Energía de la Comisión Europea (DG Energía), abordó esta cuestión y ha permitido profundizar en el tema del suministro de biomasa de madera.

Desde el año 2000 se han producido cambios que afectan al mercado de los productos forestales a nivel mundial. Mientras que nuestros antepasados usaban la madera para calentar sus hogares, actualmente estamos siendo testigos de una revolución, conforme la generación de energía a partir de madera se va haciendo un hueco en la industria. Por ejemplo, la industria utiliza madera como materia prima para la producción de productos químicos. Por tanto, cada vez resulta más complicado evaluar las decisiones en materia económica y de política forestal debido a la naturaleza cada vez más complicada del mercado de los productos forestales.

En vista de esto, los socios de EUWOOD usaron la herramienta «Wood Resource Balance» para comparar la demanda de madera destinada a la producción de energía y bienes con el suministro potencial de madera procedente de bosques y otras fuentes en la UE-27. Según sus hallazgos, un aumento de la oferta de biomasa de madera obtenida de los bosques europeos puede superar el nivel existente de uso de recursos, si los responsables a nivel de la UE aplican una estrategia exhaustiva y toman decisiones políticas rápidas y radicales.

El consorcio EUWOOD afirma que el potencial de biomasa teórico de los bosques de la UE ascendió a casi 1 300 millones de metros cúbicos en 2010. En concreto, la madera del tronco representó aproximadamente el 50 % de este potencial, mientras que la mitad restante estaba formada por residuos de tala, cepas y biomasa de madera de los primeros aclareos en bosques jóvenes. No obstante, este potencial quedó en realidad en cerca de 750 millones de metros cúbicos, una pérdida que fue consecuencia de limitaciones medioambientales, técnicas y sociales. La biomasa de los primeros aclareos, de cepas y residuos fue la más afectada.

Una limitación medioambiental, por ejemplo, es el descenso del cultivo de biomasa en lugares pobres para evitar la pérdida de nutrientes. Una limitación técnica podría ser la capacidad portante del suelo, que restringe el cultivo en suelos blandos, mientras que una limitación social guardaría relación con cómo varía la disponibilidad de biomasa como consecuencia de los cambios en la estructura de propiedad de los bosques. Cabe señalar que no se realizó ninguna evaluación de impactos completa de los cultivos intensificados.

EUWOOD empleó supuestos de movilización para valorar el potencial de producción de biomasa de madera. Sus responsables se centraron, por ejemplo, en la percepción que tiene la sociedad del uso que se hace de la madera. Por un lado, el potencial de la biomasa de madera puede aumentar hasta los 898 millones de metros cúbicos en 2030 si los europeos priman el uso de madera para generación de energía y otros usos. Por otro lado, el potencial podría reducirse a 625 millones de metros cúbicos si se consideran cruciales los posibles efectos negativos medioambientales de un aumento del uso de madera. Las limitaciones económicas, como los costes de adquisición, también podrían provocar una pérdida mayor.

Los hallazgos de un estudio de caso llevado a cabo en la región finlandesa de Carelia Septentrional demuestran claramente que el potencial de biomasa podría reducirse hasta un 28 % si la capacidad de pago de un usuario de residuos de tala cae un 4 %.

EUWOOD sugiere que habría que impulsar el suministro, tanto de los bosques como de otras fuentes, para ayudar a Europa a satisfacer el aumento de la demanda. Sin embargo, la demanda de madera podría reducirse si los europeos promueven la eficiencia energética y si se ponen a disposición otras fuentes de energía renovable basadas en la madera.

Coordinado por el Centro de Ciencias de la Madera de la Universidad de Hamburgo (Alemania), EUWOOD ha reunido a expertos del Instituto Forestal Europeo, la Sección Forestal de la CEPE/FAO (Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas/Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), el Instituto de Forestación y Productos Forestales de los Países Bajos (PROBOS) y el Instituto de Investigación Forestal de Finlandia (METLA) en Vantaa.

Para más información, consulte:

Instituto Forestal Europeo:
http://www.efi.int/portal/

Universidad de Hamburgo:
http://www.uni-hamburg.de/index_e.html

Para leer el informe final de EUWOOD, pulse:
aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.