viernes, 28 de enero de 2011

Apuesta decidida por los cultivos energéticos

No debemos pasar por alto la potencialidad que tienen los cultivos energéticos en nuestro país, que podrían llegar a suponer el aprovechamiento de 2,5 millones de hectáreas en 2030. Queda mucho camino que recorrer en este campo, por lo que los recursos invertidos en esta investigación entendemos son realmente necesarios. Las posibilidades que se abren ante el cultivo energético son inmensas en un campo que no ha hecho más que empezar. Nos alegramos del empeño de muchas compañías y entidades que se involucran en la investigación de variedades de cultivo energético porque las ventajas que nos ofrecen son inmensas:
  • es intensiva en mano de obra y generadora de empleo de larga duración
  • contribuye al desarrollo del entorno rural en zonas poco desarrolladas y en varios sectores -agricultura, bosques, empresas de servicios y transportistas-
  • reduce nuestra de dependencia energética del exterior
  • tiene efectos medioambientales positivos, al reducir emisiones, evitar la contaminación por residuos y prevenir incendios forestales,
  • aporta además estabilidad al sistema eléctrico, al poder gestionar la producción si se dispone de la materia prima"
El archivo original lo pueden obtener aquí.


Fecha: 27/01/2011

El encuentro acoge a representantes de la Administración, empresas, universidades y centros tecnológicos de España participantes en el proyecto "On-Cultivos".

Durante la reunión se hará seguimiento del desarrollo del proyecto, dotado con 62 millones de euros.

Más de 25 expertos de diferentes empresas, universidades, centros tecnológicos y organismos de la Administración de España se han reunido hoy en la planta de biomasa de ACCIONA en Sangüesa (Navarra) para hacer un seguimiento del proyecto "On-Cultivos" que, dotado con un presupuesto de 62 millones de euros, representa el mayor esfuerzo público-privado desarrollado hasta ahora en España en el ámbito de la agroenergía.

El proyecto, aprobado por el Ministerio de Ciencia e Innovación (MICINN) como proyecto singular estratégico, persigue fomentar en España la producción sostenible de energía a partir de la biomasa de los cultivos energéticos, aunando y coordinando esfuerzos y potenciando sinergias entre empresas, universidades y centros de investigación.

En el proyecto, coordinado por el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), participan 22 asociados, con empresas como ACCIONA, Abengoa, Endesa o Guascor, organizaciones agrarias (ASAJA), universidades (la Politécnica de Madrid y la Pontificia de Comillas), y centros tecnológicos como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León o el Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE) de la Universidad de Zaragoza, entre otros.

La reunión de Sangüesa hará balance del desarrollo de un proyecto que se inició en 2005 y que se prolongará hasta 2012. La meta final es situar la producción agroenergética en España, desde su actual situación de muy bajo desarrollo, hasta un estado precomercial, definiendo y creando las condiciones que promuevan el mercado sostenible de esta alternativa.

Mapas de viabilidad a nivel local

El proyecto "On-Cultivos", dotado con un presupuesto de 62 millones de euros, de los que 22 millones son financiados con ayudas públicas y el resto con aportaciones de los socios participantes, estudia, entre otros aspectos, la viabilidad de la producción de biomasa con fines energéticos a nivel nacional tanto en regadío como en secano. De resultas de ello, se confeccionarán mapas de potencial y factibilidad agronómica, energética, económica y ambiental de los cultivos energéticos a nivel local en todo el territorio español.

El proyecto estudia específicamente las aplicaciones de la biomasa agrícola en generación de electricidad, en soluciones térmicas para el sector doméstico (calefacción), y en producción y utilización de biocarburantes para el transporte.

España cuenta con un gran potencial para el desarrollo de cultivos energéticos. Se estima que existen entre 1 y 2 millones de hectáreas de suelo agrícola y forestal susceptible de ser puesto en valor mediante cultivos energéticos, que podrían ampliarse hasta 2,5 millones en el año 2030, con los que llegaría a cubrirse aproximadamente el 16 por ciento de la demanda actual de energía primaria en nuestro país.

Ministerio de Ciencia e Innovación: "Creemos en los cultivos energéticos"

En relación a este proyecto, Ana María Lancha, representante del Ministerio de Ciencia de Innovación en el proyecto, ha manifestado que "desde el Ministerio creemos firmemente en el futuro de los cultivos energéticos. En primer lugar como línea estratégica para la producción de energía; en segundo lugar por su impacto en el crecimiento del sector agrícola y desarrollo del medio rural, y por último, por su contribución al sector tecnológico de fabricantes de equipos y suministradores".

"Desde el Ministerio -agrega- venimos impulsando este tipo de proyectos, de colaboración público-privada, con el objetivo de promover la transferencia de tecnología y aumentar la capacidad tecnológica de nuestro sector productivo. En el caso de On-Cultivos es interesante destacar que abarca toda la cadena de valor: desde la producción de biomasa, incluyendo logística y transporte, a la utilización de la misma tanto en el sector doméstico como para generación de electricidad y producción de biocarburantes, para finalizar en la evaluación energética y medioambiental de las cadenas energéticas de los cultivos. Ello hace que se aborde de una forma integrada toda la I+D+I asociada a los cultivos energéticos, buscando soluciones innovadoras que afiancen el futuro de los mismos".

ACCIONA: "Hay que potenciar el desarrollo de la biomasa en España".

En un plano más global sobre el contexto de la biomasa en España, ACCIONA considera que "esta energía renovable es una fuente de riqueza y vertebración para el país que debe formar parte de nuestro mix energético". Por un buen número de razones: "es intensiva en mano de obra y generadora de empleo de larga duración; contribuye al desarrollo del entorno rural en zonas poco desarrolladas y en varios sectores -agricultura, bosques, empresas de servicios y transportistas-; reduce nuestra de dependencia energética del exterior; tiene efectos medioambientales positivos, al reducir emisiones, evitar la contaminación por residuos y prevenir incendios forestales, y aporta además estabilidad al sistema eléctrico, al poder gestionar la producción si se dispone de la materia prima".

La compañía entiende que deben tomarse medidas que permitan el desarrollo de la biomasa en España, porque el potencial existente en el país no se está aprovechando.

ACCIONA cuenta en la actualidad con cinco centrales de biomasa en España, que totalizan 65 MW. La primera de ellas fue la planta de Sangüesa, en que celebra esta reunión de expertos, puesta en marcha en 2002 y que ha sido una instalación de referencia en Europa en el aprovechamiento de residuos agrarios para producción de electricidad. En 2010 ha conectado a red otras dos plantas de biomasa en Briviesca (Burgos) y Miajadas (Cáceres), que se unen a dos instalaciones de menor potencia puestas en marcha en años anteriores en Soria y Cuenca. La compañía tiene actualmente otros cinco proyectos en tramitación en España, que totalizan 82 MW.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.