sábado, 23 de abril de 2011

Los subsidios a las empresas petrolíferas

Interesantes los comentarios de Barack Obama exponiendo sobre la posibilidad de acabar con la subvención de 4.000 millones de dólares, que USA destina al gas y al petróleo fruto de la subida de la gasolina que se ha situado por encima de 4 dólares el galón. En este artículo del diario Expansión se analizan varios temas muy interesantes, algunos no exentos de polémica.
* Para analizar esos 4.000 millones de dólares, Obama se refiere al momento histórico de beneficios que están obteniendo las petroleras, dato cierto pero creo que no todas por igual. El precio del gas, contrariamente al petróleo, sigue rondando los mínimos de los últimos 12 años, cuando además la contaminación no es la misma.
* Llama la atención que busque fortalecer las energías limpias y por otro lado promueva el uso del petróleo aunque su fuente de producción sea en USA.
* Además aduce al efecto de los especuladores sobre el petróleo. Lo primero, la industria financiera está en manos de los americanos permitiendo que cualquiera con poco más de 400 dólares pueda entrar en un mercado que se apoya en el apalancamiento ( con las garantías apuesto por un nominal o volumen de contrato hasta 10 veces superior). Lo segundo, fue Obama que propuso que los bancos no pudieran hacer trading con sus posiciones. Al final quedó en aguas de borrajas. Es decir, si quiere que no haya especulación suba la garantía de los contratos y, en segundo lugar, prohiba a los bancos e instituciones susceptibles de ser amparadas por los fondos públicos de garantía y susceptibles de percibir préstamos de bancos centrales, que se les prohiba su operativa en los mercados de materias primas. Pero eso está claro no lo van a hacer porque la inversión en materias primas mediante derivados, es patromonio casi exclusivo de los americanos especialmente en Chicago.
* Por último, parece que los americanos han abandonado definitivamente el concepto de coche grande que consume mucho y eso es un hecho positivo y empiezan a valorar otras opciones tecnológicas que va a tener un efecto positivo a nivel mundial. Si los americanos se esfuerzan por construir coches más eficientes, que duda cabe que los productores de otros países seguirán yendo por la línea de construir coches más eficientes y menos contaminantes.

En resumen, los americanos saben que para ganar elecciones tienen que luchar en los puntos que el consumidor americano es más sensible: la gasolina, los impuestos y los tipos de interés. Mucho me temo que los tres van a ir en contra de los gobernantes en USA: el primero por lo expuesto recientemente, el segundo por la amenaza de S&P de poner en revisión el rating crediticio de USA y el tercero porque los americanos no pueden vivir mucho más con tipos de interés en mínimos históricos.

Obama quiere dedicar a energías limpias los 4.000 millones de dólares que reciben petroleras y gasistas


23.04.2011 Expansión.com / Efe 0

El presidente de EEUU propone eliminar las ayudas públicas que reciben las petroleras y empresas gasísticas, y que ascienden a 4.000 millones de dólares anuales. Propone invertir este importe en energías "del futuro".

En su tradicional mensaje semanal de los sábados, el mandatario estadounidense delineó sus planes a corto y largo plazo para hacer frente al aumento del precio de la gasolina, que ha alcanzado los 4 dólares por galón, recordó.

Obama argumentó que, aunque no existe una solución mágica para reducir inmediatamente el precio de la gasolina, hay varias cosas que se pueden hacer y, por eso, esta semana el fiscal general, Eric Holder, constituyó un grupo de trabajo dedicado "a eliminar el fraude o la manipulación en el mercado de petróleo".

El objetivo es acabar con las malas prácticas que influyen en el precio de la gasolina y eso incluye "cualquier actividad ilegal por inversionistas y especuladores", indicó.

El presidente de EEUU propuso que se ponga "de una vez por todas" fin a los 4.000 millones de dólares que las empresas de gas y petróleo reciben anualmente de los contribuyentes.

"Se trata de 4.000 millones del dinero de los ciudadanos en un momento en que dichas empresas están obteniendo ganancias récord y los estadounidenses están pagando precios récord por el combustible. Eso debe parar", señaló Obama.

No obstante, recalcó que EEUU debe proseguir "con la producción segura y responsable de petróleo".

El año pasado, la producción de petróleo en EEUU alcanzó su nivel más alto desde 2003.

Sin embargo, a largo plazo, debemos invertir en energía limpia y renovable, estimó Obama.

Por eso, discrepa con una propuesta en el Congreso que reduciría un 70 por ciento la inversión de EEUU en energía limpia, agregó.

"En vez de subsidiar las fuentes de energía del pasado, debemos invertir en las del futuro. Debemos invertir en energía limpia y renovable. A largo plazo, esa es la respuesta", sostuvo el presidente estadounidense.

De momento, se ha logrado un acuerdo con las principales empresas automovilísticas para mejorar la eficiencia del consumo de combustible con tecnología híbrida y otras tecnologías innovadoras.

Así con un nuevo automóvil, los estadounidenses se ahorrarán unos 3.000 dólares en gasolina, explicó.

"Pero debemos hacer más. Debemos aprovechar el potencial de empresas nuevas prometedoras y compañías de energía limpia innovadoras. Eso es crucial en el debate que estamos teniendo en este momento en Washington sobre el presupuesto", señaló Obama.

Tanto demócratas como republicanos consideran que es necesario reducir el déficit, pero difieren en cómo hacerlo.

Obama ha propuesto una estrategia "equilibrada" que reduce el gasto y por otro lado invierte en partidas como educación y energía limpia, que, según recalcó, son tan necesarias para generar empleos y crear oportunidades en la clase media.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.