viernes, 29 de abril de 2011

La industria de la madera empieza a recuperarse

Parece que el mercado de la madera empieza a tener un comportamiento algo mejor, noticia que nos alegra sobremanera ya que en muchas zonas rurales es su principal fuente de subsistencia. Sabemos que estos años han sido terribles para muchos de estos propietarios tanto privados como públicos, en los que no hay posibilidad alguna de invertir en el bosque por falta de rentabilidad final en el mercado de la madera: las caídas han llegado a ser del 63 %. No hay que olvidar que muchos ayuntamientos obtienen parte de sus recursos de las subastas de madera. Sin embargo, la noticia que hace referencia al sector maderero en Galicia indica que el mercado poco a poco ha empezado a salir de este colapso. Los números arrojan recuperaciones de un 6 % aunque todavía queda mucho camino que recorrer. Hay un dato significativo y es que las cortas aumentaron un 12 % más cifra que arroja una mayor tasa de actividad, hecho que es muy importante para el crecimiento sostenible del entorno rural. Dato importante que se cita es la petición del sector de llegar a 1.400.000 hectáreas y que la producción de madera de Galicia representa el 50 % del total nacional.
Al hilo de todo ello hace unos meses comentábamos las características del mercado de las acciones de la madera. Aunque es una referencia relativa a la bolsa vale exactamente igual que para el mercado de la madera. El motivo no es otro que el comportamiento de la bolsa a largo plazo no es tan errático como se podía considerar, por el simple hecho que las empresas tienden a asemejar sus comportamientos en bolsa a la evolución de sus beneficios a largo plazo: la bolsa es errática y caprichosa en el corto plazo, en el largo plazo no lo es tanto. Así, el Mercado de la Madera se ha comportado major que la bolsa en general desde 2010. Lo mismo puede decirse desde 1987 con un incremento de un 15 % frente al general del Mercado del 11 %. La causa fundamental está en la biología, es decir el propio crecimiento de las plantas que aporta entre el 65 % y el 75 % del rendimiento global. Incluso los desastres naturales no evitan el rendimiento de sus acciones ya que siempre se puede vender la Madera dañada.

Dos son los motivos para invertir en Madera:

  • Cobertura contra la inflación, especialmente en época altamente inflacionista ya que de 1973 a 1981 creció en torno a un 22 % anual.

  • Diversificación. Baja correlación con el resto de activos. De esta forma en una cartera diversificada podríamos aumentar su rentabilidad con el mismo riesgo o bien reducir el riesgo para obtener la misma rentabilidad. Además la historia demuestra que en cuatro de los cinco mayores colapsos financieros ha obtenido rentabilidades positivas, incluido en este ultimo ya que mientras el S&P caía un 38 %, las acciones de Madera subían un 5 %.

La inversion en Madera es como un cupón cero, no distribuye intereses a lo largo de la vida de ésta solo cuando éste es talado y vendido. Por eso es una inversion de paciencia. En el artículo se citan varias empresas madederas. El periodo de maduración viene a ser de 30 a 65 años, depende de la zona por lo que realmente hace falta mucha paciencia.

El enlace original lo tenemos en este enlace, noticia que hemos obtenido de Noticias Forestales.

Industria madera mejora resultados 2010
visto en finanzas.com

Santiago de Compostela, 27 abr (EFE).- La industria gallega de la madera facturó el pasado año un 6 por ciento más que en 2009, 1.772 millones de euros, una cifra que es 697 millones de euros inferior a la del año 2007.

Los datos los han aportado hoy, en rueda de prensa, Ana Oróns, secretaria general de FEARMEGA, y el gerente del Clúster de la Madera de Galicia, Ricardo González, quienes insistieron en reclamar una ley de montes propia para esta comunidad, porque consideran que la "realidad gallega" es diferente de la que tiene el resto de España y porque en esta comunidad hay 600.000 propietarios de monte.

Ana Oróns, que recordó que el sector de la madera representa el 3,5 del PIB gallego, dijo que hace 18 años se creo el Plan Forestal de Galicia con la propuesta de invertir en el monte el uno por ciento del presupuesto de la comunidad que no se cumplió, de ahí que insiste en una ley de montes propia porque "nuestra realidad es distinta".

Cree, además, que tendría que ser consensuada con propietarios e industrias. "Debería ser -agregó- una ley con vocación de futuro, aplicable y permanente, no alterable dependiendo del gobierno que esté".

Ricardo González y Ana Oróns manifestaron que los efectos de la crisis se están mostrando más duraderos en la industria gallega de la madera debido a los problemas estructurales que arrastra el sector, con lo que creen que se está produciendo "una lenta pero sostenida descapitalización de esta industria en Galicia".

Oróns denuncio, entre otros factores, la escasez en cantidad y en calidad de los recursos forestales, junto con una política forestal que incentive la inversión el monte y el escaso compromiso de las instituciones públicas por promover un mayor uso de la madera en el sector de la construcción y en la rehabilitación de viviendas, entre otros.

En el año 2010 los propietarios de montes particulares y las comunidades de montes vendieron 33.000 lotes de madera y las cortas ascendieron a 6,8 millones de metros cúbicos, un 12 por ciento más que en 2009.

En estos datos positivos destaca el buen comportamiento internacional de la pasta de papel, que ha sido el único subsector que ha recuperado un nivel similar de producción al anterior a la crisis, y que se ha visto favorecido, además, por el alza de los precios internacionales de la pasta de papel.

Por esa razón los rematantes incrementaron su facturación en un 32 por ciento y la industria de papel mejoró también sus resultados económicos en otro 13 por ciento.

El subsector del tablero freno la caída de 2009 y aumentó en un 5 por ciento y su facturación en el 6%, mientras que mobiliario y carpintería perdió el pasado año 1.140 empleos, al pasar de 14.246 ocupados a 13.109 como consecuencia de una facturación de 485 millones de euros, un 9,4 por ciento inferior que el año anterior.

Si se tuviera en cuenta el año 2007 la caída de la facturación estaría en un 60 por ciento y la pérdida de empleo en torno a los 4.500 trabajadores.

La caída de actividad en la industria de segunda transformación, en la que la comunidad gallega ocupa la segunda o tercera posición en España, después de la zona del Levante y Cataluña, se produce por segundo año consecutivo como consecuencia del descenso del consumo de productos de madera.

Si en las empresas de carpintería se aprecia un descenso de la facturación del 23 por ciento, en las empresas de mobiliario ronda el 6 por ciento.

La secretaria general de FEARMAGA y el gerente del Cluster de la Madera creen que la comunidad gallega tiene que incrementar la superficie arbolada hasta alcanzar al menos un millón cuatrocientas mil hectáreas, tal como proponía a finales de los años 90 el tercer inventario forestal nacional.

En la actualidad tiene poco mas de un millón de hectáreas con arbolado y el incremento en el futuro evitaría, dijeron, enfrentarse a una posible escasez de materia prima, aunque el monte gallego continua produciendo el 50 por ciento de la madera de España.

La pérdida de las cuatrocientas mil hectáreas se debe en parte a los incendios forestales y también al escaso interés de los propietarios de montes por la producción de madera, y sólo hay en territorio gallego 300.000 hectáreas que tienen buenos cuidados del terreno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.