domingo, 17 de octubre de 2010

Planta de pellets y biomasa en el Alt Urgell

Como novedad en esta planta es el uso prioritario de la madera para la producción de pellets y lechos de animales. La producción eléctrica será de 1,3 megawatios.


Alianza de CatalunyaCaixa y Enerpellet en biomasa

    28.09.2010 BARCELONA Sergi Saborit 0

CatalunyaCaixa es el mayor propietario privado de bosques en Catalunya. Éste es el principal motivo que ha llevado a la fundación de la nueva caja de ahorros catalana a liderar el proyecto para construir una planta de biomasa forestal en la comarca del Alt Urgell.

La iniciativa supondrá una inversión de trece millones de euros y se ejecutará de la mano del grupo vasco Enerpellet, que ejercerá de socio tecnológico. Esta compañía tiene como accionistas a grupos como Fagor y Dalkia y actualmente ya tiene en funcionamiento tres plantas de biomasa en Gernika ( Vizcaya), Salamanca y Córdoba.

La planta del Alt Urgell se ubicará en los municipios de Montferrer i Castellbó o Ribera d’Urgellet y podría crear hasta 130 empleos directos e indirectos en la comarca pirenaica.

La planta de biomasa dependerá de la sociedad Enerforest Alt Urgell, que estará participada en un 42,5% por CatalunyaCaixa, en un 42,5% por Enerpellet y en un 15% por el Consell Comarcal de l’Alt Urgell, que preside Jesús Fierro. Ahora se inicia la tramitación administrativa de la instalación, con el objetivo de que pueda estar lista en otoño de 2011.

Montaña de Alinyà

“Desde 1999 somos propietarios de la montaña de Alinyà, una finca de 5.360 hectáreas que compramos para preservarla y que ahora debemos cuidar y limpiar”, argumentó ayer el presidente de CatalunyaCaixa, Narcís Serra.

El Alt Urgell posee la segunda mayor superficie forestal de Catalunya. Para abastecer a la planta se explotarán 60.000 hectáreas de bosques, cuya madera en los últimos años no tenía ningún valor en el mercado. “Con este proyecto vamos a poner en valor la biomasa forestal transformándola en un combustible renovable que permite sustituir el gasóleo de calefacción”, explicó Fierro.

Se calcula que la planta procesará 60.000 toneladas de troncos al año, que serán transformados en tres productos con distintas aplicaciones en el mercado. El más importante será la producción de 27.000 toneladas al año de pellets (aglomerado hecho con diminutos trozos de madera prensados) para calderas domésticas de calefacción. En segundo lugar, la planta producirá astillas destinadas a calderas industriales y, finalmente, 6.000 toneladas de virutas para lechos de animales, un negocio emergente como consecuencia de una nueva normativa comunitaria.

Según el consejero delegado de Enerpellet, Martín Ascacibar, el proyecto no tiene como objetivo prioritario la producción de energía eléctrica, aunque la planta dispondrá de un sistema de cogeneración que se beneficiará de las primas renovables. “Quemaremos la madera de menor valor para generar el calor que necesitamos para secar las virutas y producir los pellets; buscamos la máxima eficiencia de la planta”, afirmó el directivo. La instalación producirá 1,3 megavatios hora y, según Enerpellet, contribuirá a ahorrar la emisión de 50.00 toneladas de CO2 al año.

La planta del Alt Urgell facturará 5,6 millones de euros al año, cifra que incluye la venta de los productos y los ingresos por primas. Está previsto que los pellets se comercialicen básicamente en Andorra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.