viernes, 17 de febrero de 2012

Algunos datos para recordar


En un artículo que se ha enviado recientemente por el presidente de Avebiom se recuerda las siguientes cifras, cifras que son representativas de lo que puede llegar a aportar la biomasa. Las cifras son espectaculares y estamos dejando pasar una oportunidad clara de cara a fomentar el empleo en el entorno rural, que además va a suponer ventajas como consumidores de energía. La fuga es diaria ya que representa pagar 1,7 millones de barriles al día de petróleo que suponen importantes recursos anuales que dejamos escapar mientras nuestros bosques están infrautilizados, así como muchas tierras abandonadas donde se podrían producir recursos energéticos.
Para arreglar el problema del empleo no va a haber un sector que sea determinante en la creación de empleo: va a ser una batalla de muchos pocos más que de pocos muchos y uno de los sectores que puede contribuir a una potenciación del empleo es la biomasa. Pero para la biomasa, la moratoria del sistema de prerregistro de las energías renovables ha supuesto un hito importante que según algunos comentarios percibidos, puede no ser tan negativa. 
¿Se está replanteando el esquema de renovables con vistas racionalizarlo de forma más social? ¿Se está considerando la biomasa como creador de empleo y que además contribuye a una mayor estabilidad del sistema? Por allí pueden ir los tiros y sólo nos hacemos eco de posibles rumores y puede ser el momento de replantearnos la apuesta brutal que ha hecho España por la energía eólica. La energía eólica no puede ser el principal recurso renovable de nuestro sistema eléctrico, que tanto nos supone a nuestros bolsillos como consumidores, por las primas pagadas así como las deficiencias del sistema eléctrico que requiere de instalaciones en muchos casos no productivas para satisfacer los problemas de su producción intermitente, especialmente en el verano. Hemos defendido en muchos momentos el modelo austriaco de renovables donde el peso de la biomasa es el doble que el de la eólica.
Por lo demás, las cifras allí están un total de 135 puestos de trabajo por cada 1000 hogares frente a las otras renovables de 9 puestos de trabajo, marca una diferencia brutal. El momento es ahora que es cuando los recursos tanto laborales como financieros están más valorados para llegar a entender que la biomasa puede llegar a favorecer a muchas familias.
Estas son las citas ofrecidas por Javier Díaz de Avabiom en un artículo publicado en Ecoticias.
Tengan en cuenta que es un sector que crea 135 puestos de trabajo por cada 10.000 habitantes, en contraposición a los 9 logrados por los combustibles fósiles; que nos hace mucho más independientes del exterior, al rebajar las importaciones de petróleo y de gas.
En el comunicado de la Alianza por la Bioenergía al que me refería al principio, hablamos del empleo que se puede crear gracias a la bioenergía en el año 2050. Si somos capaces de desarrollar el potencial que tenemos en España, la cifra es realmente impresionante: 595.000 puestos de trabajo; a un ritmo de 15.000 empleos al año. Si a esto unimos el ahorro en las importaciones de combustibles fósiles, la bioenergía se convertiría en una fenomenal fuente de riqueza para el país.
Con la biomasa se consigue ahorrar más de un 30% en comparación con el gas y más de un 50% si sustituye al gasóleo. ¿A que esperamos para ponernos en marcha?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se ha producido un error en este gadget.