miércoles, 22 de febrero de 2012

Otro informe favorable a la biomasa

Otro informe favorable a la biomasa
Algunos de los puntos fundamentales del informe son los siguientes:
  • Si aprovecháramos los recursos procedentes de residuos tanto forestales como agrícolas se podría aumentar la producción energética en once veces.
  • Aduce que el coste de producción de la biomasa se podría reducir en un 40 %.
  • España ocupa el decimoctavo lugar de la Unión Europea en producción de biomasa por habitante (0,103 tonelada equivalente de petróleo, tep), por debajo de la media europea (0,158 tep).
  • España es el sexto país de la UE en producción de energía primaria a partir de biomasa sólida, por detrás de Alemania, Francia, Suecia, Finlandia y Polonia, mientras que en producción bruta de electricidad con biomasa sólida, España ocupaba el puesto décimo de la UE en 2010.
  • Posible aplicación IVA AL 8 % para favorecer uso de biomasa.
En este enlace de Europa Press recogemos la noticia.
España podría multiplicar por 11 su producción energética a partir de biomasa sólida si mejorase la gestión de los residuos forestales y agrícolas, según el documento de trabajo 'La biomasa en España: una fuente de energía renovable con gran futuro', que ha presentado la Fundación IDEAS, afín al PSOE. Así, el trabajo de IDEAS subraya que el coste de producción de biomasa podría rebajarse en un 40 por ciento en 2020, por lo que la fundación considera que España debería apostar por esta energía renovable que "combate el cambio climático, reduce el riesgo de incendios y dinamiza las zonas rurales". Además, señala que España ocupa el decimoctavo lugar de la Unión Europea en producción de biomasa por habitante (0,103 tonelada equivalente de petróleo, tep), por debajo de la media europea (0,158 tep). Según informa IDEAS, este documento completa los informes 'Un nuevo modelo energético para España' e 'Ideas para una nueva economía. Hacia una España más sostenible en 2025', en los que expone una hoja de ruta para que en 2050 la producción eléctrica proceda en un 100 por 100 de fuentes renovables. En este contexto, advierte de que durante el siglo XXI y de acuerdo a las previsiones del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU (IPCC, por sus siglas en inglés), la cuota de la biomasa en la producción mundial de energía se situará entre el 25 y el 46 por ciento del total. Por ello, apunta que esto permitiría a países con gran masa forestal y terreno agrícola, como España, multiplicar por 11 su producción energética a partir de biomasa sólida, la que se obtiene a partir de residuos forestales, agrícolas, leñosos y de cultivos energéticos.
El estudio recuerda además que España es el sexto país de la UE en producción de energía primaria a partir de biomasa sólida, por detrás de Alemania, Francia, Suecia, Finlandia y Polonia, mientras que en producción bruta de electricidad con biomasa sólida, España ocupaba el puesto décimo de la UE en 2010. En este contexto, la fundación insiste en que el retraso de España en el desarrollo de la biomasa contrasta "fuertemente" con la abundancia de recursos primarios en el país, el segundo de la UE en potencial de recursos forestales, agrícolas y en cultivos energéticos. Para el autor del informe, Emilio Cerdá, la biomasa es una "tecnología con importante margen de mejora de su competitividad" y tiene otras "grandes ventajas" como la seguridad de suministro, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernaderos, o el hecho de que favorece el desarrollo económico de zonas rurales y disminuye el riesgo de incendios forestales". BARRERAS. Sin embargo, a pesar de su potencial, la biomasa se enfrenta a algunas barreras, como la financiación externa, que supone el pago de mayores tipos de interés que para otras tecnologías; los escasos apoyos económicos recibidos desde el sector público, que incluso son "inferiores" a las ayudas recibidas por los combustibles fósiles. Asimismo, otra de sus barreras es la "elevada burocracia" en cuanto a la tramitación de permisos para nuevos proyectos; su marco legislativo "ambiguo y heterogéneo", según las distintas comunidades autónomas, para la movilización de recursos forestales y agrícolas. Finalmente, el documento de Fundación IDEAS propone elaborar un Plan de Acción sobre biomasa para España; simplificar los procedimientos administrativos; promover planes de ordenación y aprovechamiento forestal; asegurar un marco retributivo para las instalaciones de producción de energía eléctrica con biomasa; promoverla instalación de calderas alimentadas por biomasa; o aplicar a la biomasa un IVA reducido del 8%.

sábado, 18 de febrero de 2012

Lo que decía el Gobierno de Aragón sobre la biomasa en el año 1997

"El aprovechamiento de la biomasa para cubrir las necesidades energéticas en zonas rurales y para la elaboración de biocarburantes, son las áreas que presentan unas expectativas de crecimiento más favorables. En la Comunidad Autónoma de Aragón, por su estructura socioeconómica, la extensión de su territorio, la cultura agrícola, forestal y de consumo energético, existen las bases fundamentales para el desarrollo de un sector empresarial e industrial ligado a la biomasa. "

Esto es lo que dice un libro llamado Atlas de Biomasa para usos energéticos en Aragón" elaborado por el CIRCE en el año 1997.

Desde entonces han pasado quince años y ... lamentablemente estamos igual que antes. Desde ese momento que se aventuraba como una actividad que podía tener una implantación en Aragón importante, por sus condiciones respecto a sus bosques y a las posibilidades que ofrecía los cultivos energéticos así como el aprovechamiento de los residuos agrícolas se ha quedado en nada, prácticamente.

Es una pena pero es así y eso que han pasado varios gobiernos de distinta índole por aquí pero la realidad es la que es: parece que la biomasa no interesa y menos que se fomente la actividad empresarial y privada en este sector, ya que supone una competencia a empresas públicas que tenemos en nuestra comunidad.

No nos cansaremos de exponer las muchas ventajas que podría tener la biomasa para Aragón y más en un momento de suma incertidumbre en la actividad económica y en la agrícola donde las bases de la actividad han empezado a cambiar como han cambiado ya en muchos sectores.

Mientras algunos se les llena la boca diciendo que en Aragón consumimos el 100 % de las energías renovables en lo que se refiere a electricidad, ¿Qué podrían decir esos mismos políticos respecto a la energía térmica?

El último concurso de 1200 MW eólico así lo demuestra... que su apuesta por las renovables acaba allí. Recordemos lo que escribíamos en esta página hace unos días: para atender las necesidades energéticas de 10.000 hogares la biomasa crea un total de 135 empleos frente a las otras renovables que suponen un total de 9 puestos de trabajo.

Son precisamente esos que se les llenan la boca hablando de que consumimos el 100 % de energía procedente de renovables los que más pegas ponen a la hora de que este sector se implante definitivamente entre nosotros. Desde estas líneas queremos hacer reflexionar a nuestros responsables políticos de las ventajas que puede suponer para nuestra comunidad. Noticias como la red de distrito recientemente inaugurada en ATADES son sólo un pequeño botón de muestra de las posibilidades que ofrece un sector como éste.

Es el momento de poner remedio a esta situación y más en un momento en que la moratoria de las nuevas inscripciones en el Registro Especial merece un mayor impulso de esta actividad que tanto bien puede crear en nuestra comunidad. Y si no lean de nuevo lo que el propio Gobierno de Aragón decía en 1997:

"El aprovechamiento de la biomasa para cubrir las necesidades energéticas en zonas rurales y para la elaboración de biocarburantes, son las áreas que presentan unas expectativas de crecimiento más favorables. En la Comunidad Autónoma de Aragón, por su estructura socioeconómica, la extensión de su territorio, la cultura agrícola, forestal y de consumo energético, existen las bases fundamentales para el desarrollo de un sector empresarial e industrial ligado a la biomasa. "

viernes, 17 de febrero de 2012

Algunos datos para recordar


En un artículo que se ha enviado recientemente por el presidente de Avebiom se recuerda las siguientes cifras, cifras que son representativas de lo que puede llegar a aportar la biomasa. Las cifras son espectaculares y estamos dejando pasar una oportunidad clara de cara a fomentar el empleo en el entorno rural, que además va a suponer ventajas como consumidores de energía. La fuga es diaria ya que representa pagar 1,7 millones de barriles al día de petróleo que suponen importantes recursos anuales que dejamos escapar mientras nuestros bosques están infrautilizados, así como muchas tierras abandonadas donde se podrían producir recursos energéticos.
Para arreglar el problema del empleo no va a haber un sector que sea determinante en la creación de empleo: va a ser una batalla de muchos pocos más que de pocos muchos y uno de los sectores que puede contribuir a una potenciación del empleo es la biomasa. Pero para la biomasa, la moratoria del sistema de prerregistro de las energías renovables ha supuesto un hito importante que según algunos comentarios percibidos, puede no ser tan negativa. 
¿Se está replanteando el esquema de renovables con vistas racionalizarlo de forma más social? ¿Se está considerando la biomasa como creador de empleo y que además contribuye a una mayor estabilidad del sistema? Por allí pueden ir los tiros y sólo nos hacemos eco de posibles rumores y puede ser el momento de replantearnos la apuesta brutal que ha hecho España por la energía eólica. La energía eólica no puede ser el principal recurso renovable de nuestro sistema eléctrico, que tanto nos supone a nuestros bolsillos como consumidores, por las primas pagadas así como las deficiencias del sistema eléctrico que requiere de instalaciones en muchos casos no productivas para satisfacer los problemas de su producción intermitente, especialmente en el verano. Hemos defendido en muchos momentos el modelo austriaco de renovables donde el peso de la biomasa es el doble que el de la eólica.
Por lo demás, las cifras allí están un total de 135 puestos de trabajo por cada 1000 hogares frente a las otras renovables de 9 puestos de trabajo, marca una diferencia brutal. El momento es ahora que es cuando los recursos tanto laborales como financieros están más valorados para llegar a entender que la biomasa puede llegar a favorecer a muchas familias.
Estas son las citas ofrecidas por Javier Díaz de Avabiom en un artículo publicado en Ecoticias.
Tengan en cuenta que es un sector que crea 135 puestos de trabajo por cada 10.000 habitantes, en contraposición a los 9 logrados por los combustibles fósiles; que nos hace mucho más independientes del exterior, al rebajar las importaciones de petróleo y de gas.
En el comunicado de la Alianza por la Bioenergía al que me refería al principio, hablamos del empleo que se puede crear gracias a la bioenergía en el año 2050. Si somos capaces de desarrollar el potencial que tenemos en España, la cifra es realmente impresionante: 595.000 puestos de trabajo; a un ritmo de 15.000 empleos al año. Si a esto unimos el ahorro en las importaciones de combustibles fósiles, la bioenergía se convertiría en una fenomenal fuente de riqueza para el país.
Con la biomasa se consigue ahorrar más de un 30% en comparación con el gas y más de un 50% si sustituye al gasóleo. ¿A que esperamos para ponernos en marcha?

domingo, 12 de febrero de 2012

Un ejemplo para otras comunidades


Traemos a estas páginas un artículo recogido por la web Energías Renovables en este enlace.  En la lectura vemos algunas cosas curiosas como las siguientes:
  • Ence es considerado como el principal productor de electricidad a través de biomasa a nivel nacional. No obstante en noticias como estas, no acabamos de entender cual es su posición real frente a la biomasa al manifestar su oposición a la consideración de cultivo energético a la biomasa procedente de limpieza de bosques.
  • Es buen momento con la moratoria para replantearnos los conceptos de biomasa según la procedencia de la biomasa. Creemos si se quiere de verdad impulsar su uso, se debería obviar la procedencia de ésta y ser considera las primas independiente de la fuente. Al final el decreto ley sólo complica una realidad: la utilización de biomasa para generar electricidad. La existencia de esas distinciones solo generan problemas de interpretación, mayores pasos administrativos ya de por sí elevados, y posiblemente fuentes de fraude y mayores costes de inspección.
  • Aún con todo, la iniciativa de Andalucía la vemos como ejemplo a seguir en otras comunidades donde reina la confusión.
  • En un momento de recorte presupuestario, los bosques pueden ser una de las víctimas del alto coste de su limpieza y la biomasa puede contribuir a cofinanciar esos costes.
  • Es muchas veces los sectores vinculados a la madera los principales detractores de la producción eléctrica de la biomasa.
  • Por último, indicar que el principal uso desde el principio de la humanidad fue su uso energético para alumbrar y para dar calor, y que ahora con la propia evolución de la humanidad se deriva a los mismos usos energéticos pero con distintas tecnologías. Intentar apropiarse por determinados sectores de su uso no es coherente con otras experiencias exitosas que vemos en nuestro entorno del Norte de Europa.

Andalucía incluye como cultivo energético la biomasa de explotaciones forestales
Lunes, 23 de enero de 2012Javier Rico
El pasado viernes, la Junta de Andalucía publicó la orden que regula el aprovechamiento de la biomasa forestal con fines energéticos. Con ella quedan satisfechos el sector forestal y una parte de la industria bioenergética, y contrariado el sector papelero y empresas como Ence, al ver cómo la biomasa procedente de superficies forestales cuyo aprovechamiento principal sea la producción de energía tendrá la consideración de cultivo energético a efectos de las primas del régimen especial, algo que ha llegado a ser catalogado como “fraude de ley” por Aspapel.
Andalucía incluye como cultivo energético la biomasa de explotaciones forestales
La orden publicada el viernes en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía “tiene por objeto la regulación, en los montes o terrenos forestales, del aprovechamiento de la biomasa forestal como recurso natural renovable de uso energético”. La Asociación de Empresas Forestales y Paisajísticas de Andalucía (AAEF) la ha calificado como “una norma muy esperada por el sector forestal empresarial, que pone en este campo parte de sus expectativas como nueva oportunidad de negocio”. Seis artículos, tres disposiciones transitorias, una adicional y una final componen una normativa que aclara la gestión y aprovechamiento de la biomasa forestal con fines energéticos.


La biomasa forestal deberá estar incluida en la planificación de la producción derivada de terrenos forestales, para lo que se distinguen dos tipos de superficie: una cuyo aprovechamiento principal sea la biomasa con destino energético y otra en la que no sea el destino principal. En el primer caso, la norma señala que “tendrá la consideración de biomasa forestal procedente de cultivos energéticos forestales a efectos del Real Decreto 661/2007, de 25 de mayo, por el que se regula la actividad de producción de energía eléctrica en régimen especial”. En el segundo caso, los productos, subproductos y residuos resultantes de los aprovechamientos y tratamientos selvícolas, podrán tener la consideración de biomasa procedente de aprovechamiento secundario o biomasa residual.


Piden modificar la normativa de aprovechamientos forestales para usos energéticos a nivel nacional
Considerar como cultivos energéticos terrenos forestales en los que se llevan a cabo otros usos y, por lo tanto, recibir la prima más alta dentro de la biomasa, fue cuestionado recientemente por un informe de la Asociación Española de Cogeneración (Acogen), que se suma a otro anterior de la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (Aspapel) y a declaraciones de representantes de Ence (Energía y Celulosa). Aspapel lo dejó bien claro: “no se debe tolerar que madera plantada para otros usos se catalogue como cultivo energético, porque se estaría provocando un fraude de ley y un perjuicio para las empresas que sí han apostado por invertir encultivos energéticos”.

En el otro lado de la balanza están las opiniones de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom) y de la Asociación Nacional de Empresas Forestales (Asemfo), ahora secundadas por AAEF. Esta última reconoce que “la cuestión ha causado ciertas reticencias a los grandes grupos energéticos”, pero avisa que “queda pendiente una modificación de la normativa de aprovechamientos forestales para usos energéticos a nivel nacional, si bien Andalucía ha dado un paso más allá al considerar los cultivos forestales como cultivo energético susceptible de valorización”.


El nuevo Gobierno andaluz deberá poner en marcha la orden recién aprobada
En AEEF confían en que “la nueva orden suponga el punto de partida para el cambio de modelo de gestión de los montes públicos andaluces, pasando de ser un sistema en el que únicamente se podía contar con inversiones públicas directas a un modelo de colaboración público-privada en el que las empresas forestales, en unión con industriales de generación de energía y grupos financieros puedan abordar proyectos integrales de gestión de montes públicos”. La misma asociación recuerda que “será el nuevo Gobierno (andaluz) elegido el próximo 25 de marzo el que deba materializar los proyectos que presenten las empresas forestales y poner en marcha los mecanismos administrativos y financieros adecuados para una efectiva aplicación de la norma”. 


Más información:
www.juntadeandalucia.es
www.aaef.es

miércoles, 8 de febrero de 2012

Comunicado de APPA sobre la moratoria de la biomasa

El primer Real Decreto del Año está sembrando en el sector preocupación, e incluso indignación debido a la paralización de proyectos que este hecho supone. 
Por ello, APPA ha presentado un comunicado hablando de las consecuencias que puede tener en el sector dicha moratoria. Entre los aspectos que comenta el comunicado de la Asociación de Productores de Energía Renovable, relativos a la biomasa hay que resaltar los siguientes aspectos:
  • Supone la paralización de proyectos puestos en marcha, con fuertes inversiones en el sector rural.
  • Impacto negativo en el empleo de los secotes agrícola, ganadero y forestal.
  • Consecuencias en emisiones de CO2 y en la prevención de incendios.
  • Recuerda que la biomasa no había cumplido los objetivos del plan de Energías Renovables ya que su instalación no llegó a 40 % de los objetivos previstos. Por lo tanto no puede ser considerada culpable de la situación de tarifa.
  • Que el gobierno debería considerar otras externalidades que tiene el sector de la biomasa y especialmente en todo lo relativo a contribuciones medioambientales.
Además y de forma complementaria a lo anterior, señalamos otros motivos por los cuales, se debería levantar dicha moratoria a la biomasa. Incluimos algunos datos y referencias que indican cual son las ventajas de la biomasa y que no están incluidos en el comunicado de APPA:
  • En muchos países europeos, la biomasa es el segundo sector de generación eléctrica tras la hidraúlica frente a nuestro sistema que todo está basado en eólica.
  • Frente a tecnologías que no son gestionables, la biomasa sí lo es. La producción de biomasa no depende de condiciones externas y supone un flujo continuo de alimentación a la red.
  • A finales del pasado 2011, la Comisión Nacional de Energía (CNE) publicó un informe sobre la propuesta de orden de tarifas y primas de las instalaciones del régimen especial de generación de electricidad. Según los datos actualizados a 20 de diciembre, la biomasa y el biogás obtuvieron 271 millones de euros en primas por la generación de 3.681 GWh. Los pronósticos para 2012 son de 264 millones de euros por 3.898 GWh. Es decir, está previsto menos pago de tarifa para 2012. Recordemos que el déficit de tarifa eléctrico causante de la moratoria, asciende hasta 24.000 millones de euros.
  • Las tarifas de la biomasa son muy ajustadas a lo que se está pagando por el consumidor. La tarifa está en niveles de 0,1763 euros /kilowatio frente a lo que pagamos en factura de 0,15 euros/kilowatio hora. Si miramos la fotovoltaica, la tarifa alcanza 48,87 euros/kwh.
  • La creación de empleo en la biomasa es espectacular frente a otras tecnologías. Para la producción de electricidad en una planta cuya potencia es de 2 MW, se necesita un mínimo de 7 personas en planta. Además para la recolección de biomasa, si esta es forestal se requiere un total de 15 personas y si es cultivos energéticos sería necesario un total de 3. 
  • La biomasa puede llegar a crear un total de 14.000 empleos durante la vida útil de las plantas, con un beneficio neto para el Estado superior a los 130 millones de euros anuales, si tenemos en cuenta los impuestos generados por la actividad y las contribuciones sociales de los trabajadores. Las inversiones que podría alcanzar este sector se aproximarían a los 4.000 millones de euros
  • El ministro de Agricultura ha manifestado su apuesta por políticas forestales y los cultivos energéticos en recientes comunicados.
Adjunto remitimos el comunicado de APPA.

APPA Biomasa alerta de las consecuencias de la moratoria


El área de biomasa de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) ha emitido un comunicado en el que pone de manifiesto que las medidas contenidas en el RDL 1/2012 supondrán serias dificultades añadidas para el desarrollo del sector de la biomasa y el biogás tanto por la imposibilidad de poner en marcha las nuevas plantas que ya estaban en fase avanzada de proyecto o incluso finalizada su construcción pero sin preasignación, como por la total incertidumbre que genera la nueva situación. Según APPA Biomasa, estas plantas implicaban un fuerte desarrollo de inversiones cuya desaparición tendrá como consecuencia directa e inmediata una considerable pérdida de empleo y un fuerte impacto en los sectores agrícola, ganadero y forestal, donde se multiplicarán los efectos negativos sobre el empleo y la actividad productiva.

En este sentido APPA Biomasa "quiere mostrar públicamente su profunda preocupación por las consecuencias que van a tener para el sector de las biomasas las medidas que contiene el RDL citado porque, en la práctica y a menos que se reglamente en breves semanas los procedimientos para dar continuidad al sector en el marco de lo previsto en su artículo 3, suponen la total desaparición 'sine die' de cualquier nueva iniciativa en este campo". Las consecuencias derivadas de esta paralización no son sólo económicas, sino también ambientales, dada la gran relevancia de este sector en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, en el aprovechamiento de los montes y en la prevención de incendios forestales.

Hay que recordar que las biomasas son precisamente las tecnologías que no deberían ser incluidas en la Descripción de Motivos de este RDL. Porque ni se trata de tecnologías renovables que hayan superado con creces sus objetivos para 2010 (se ha cubierto menos del 40% del objetivo recogido en el PER 2011-2020 recientemente aprobado por el Gobierno), ni han supuesto nunca un incremento del sobrecoste para el sistema, puesto que la potencia instalada en absoluto refleja la que potencialmente sería susceptible de ser instalada en España. Al no determinarse la duración de la moratoria, se desincentiva totalmente cualquier nuevo proyecto o inversión debido a la inseguridad presente y futura que ello comporta. Por ello, APPA Biomasa entiende que el Gobierno debe acometer reformas de calado en el funcionamiento del mercado eléctrico de manera que se resuelvan de una vez por todas las disfunciones actuales. La asociación considera especialmente injusta la aplicación de este RDL a los sectores de la biomasa y del biogás en España, que se han esforzado durante los últimos años en tratar de ajustar sus marcos regulatorio y retributivo a la realidad, sin que se haya considerado hasta ahora por parte del regulador el importe de las múltiples externalidades positivas -sociales, económicas y medioambientales- que inducen, puesto que las biomasas son intensivas en generación de empleo y porque convierten residuos de fácil combustión espontánea e incontrolada en recursos valorizables energéticamente.

Asimismo, APPA Biomasa insta al Gobierno a que considere a las biomasas como una energía renovable altamente eficiente y beneficiosa, que incluya en sus balances de rentabilidad directa la estimación de las externalidades que esta tecnología genera -en especial los ahorros medioambientales que produce- de modo que aflore la evidente eficiencia de la energía producida a partir de las biomasas, que sopese debidamente los retornos fiscales que induce y, sobre todo, que tenga en cuenta el empleo intensivo que puede crear no solo en su actividad específica, sino en los sectores agrícola, ganadero y forestal.
Se ha producido un error en este gadget.